Invasión frustrada se registra en Plaza Mayor

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- Los terrenos del Triángulo del Este en Barquisimeto volvieron a ser noticia ayer, cuando en el edificio Plaza Mayor, al lado del monumento Flor de Venezuela, más de 160 personas invadieron el lugar. La edificación forma parte del entramado de estafa inmobiliaria más sonado en la última década en Lara.

"Esto no es una estafa a ustedes, es una estafa a la nación, porque estos terrenos son ejidos y tenemos necesidad de vivienda". Así justificó Rosalí Tombó, una de las ocupantes ilegales su presencia en el lugar desde las cinco de la madrugada. La mujer, embarazada de ocho meses, lideraba la toma ilegal, acompañada de varias familias que cargaban niños y adultos mayores con discapacidad. Las familias negaron pertenecer al Grupo FRIO o algún colectivo, organizaciones que en enero de 2018 estuvieron involucradas en el primer intento de invasión de las cuatro torres, donde existen 120 apartamentos.

"¡Volvimos a esta pesadilla!", exclamó María José Carrasquero, abogada y propietaria de uno de los inmuebles, al ver a los invasores en el sitio. "Hace dos años violentaron las puertas de algunos apartamentos, se robaron electrodomésticos y hasta defecaron en los pasillos", narró.

Sandra García, presidenta de la Asociación Civil "Quiero Mi Inmueble", explicó que la construcción tiene un expediente abierto por Fiscalía, porque en el 2007 el Grupo Hispania vendió los inmuebles con la promesa de entregarlos culminados en el 2013. "La obra avanzó sólo un 90%, nunca la terminaron. Nosotros tenemos los documentos de propiedad, pero no los permisos de habitabilidad que debe otorgar Corpoelec e Hidrolara, para garantizar esos servicios básicos", manifestó.