Lo que vivo todos los días es horrible, tengo el nerviosismo de que el techo de mi casa se va a caer porque está todo podrido, le pido ayuda a la gobernadora para que nos de solución

Aurora Nieto

Afectada

Ya hemos hechos las diligencias pertinentes con el Ministerio del Poder Popular para Hábitat y Vivienda pero los ingenieros vienen toman fotos y se van, pedimos una solución urgente

Ligia Álvarez

Afectada

Los electrodomésticos se han dañado en varias casas debido a que cuando llueve no da chance de desconectar los aparatos y se mojan todos, en mi caso he perdido un dineral en reparaciones

Esteban Díaz

Afectado

Aquí en Villa Sol tenemos miles de problemas y sin solución, somos una comunidad que está en el olvido donde las casas se caen, no tenemos cloacas y mucho menos gas

Luisana Gallego

Afectada

50 viviendas a punto de colapsar en Villa Sol

Rafael Piña | LA PRENSA de Lara.- Dolor e impotencia es lo que siente la señora Aurora Nieto quien vive junto a 56 familias en la urbanización Villa Sol en Las Veritas vía Duaca al norte de la ciudad, el sufrimiento es que las viviendas que allí nacen están cayéndose debido a filtraciones en los techos y las paredes.

La historia de la señora Aurora es de lamentarse. Ella vive sola en la vivienda que consta de tres habitaciones y todas tienen el techo "podrido", gracias a que en el año 2013 cuando el urbanismo fue inaugurado por la Gran Misión Vivienda les dijeron a los dueños de cada hogar que los techos eran de machimbrado pero lo que colocaron fue unas tablas de madera que simulaban ser de la misma calidad. "Hijo, cuando llueve es horrible, tengo que mover mi cama para que no se moje el colchón", señaló con tristeza Nieto. Los techos tienen aberturas enormes donde el agua cae como una cascada.

Un año después que entregaron las viviendas, las filtraciones iniciaron. La comunidad se ha cansado de ir miles de veces al antiguo Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi) que ahora lleva por nombre Ministerio del Poder Popular para Hábitat y Vivienda (Minhvi) a denunciar las irregularidades y solo han ido ingenieros al lugar a inspeccionar las casas pero no han dado la orden de sustitución del techo de cada vivienda.

"Es horrible, todos los días tenemos una zozobra de que el techo nos caerá encima", dijo con nerviosismo Ligia Álvarez quien tiene que mover sus televisores cada vez que llueve para que no se le queme, incluso ya ha perdido una nevera por la misma causa.