Radio Minuto: Sostén de profesionalismo en cabina

Guiomar López | LA PRENSA de Lara.- El tributo a la trayectoria profesional de Renny Ottolina es por su intachable carrera de locutor, animador, productor de radio y televisión, sorprendente como publicista y hasta en su vida política. Más que una acentuada voz, respeto al radioescucha con su vocabulario, al mantenerse actualizado en las informaciones y servir de vocero a quienes necesiten difundir alguna información.

Desde la trinchera de la emisora Radio Minuto 790 AM también celebran estos 91 años del natalicio de este grande de la comunicación. Referencia de ética que aplican a diario desde locutores consagrados como Cruz Pantoja Cárdenas con más de 50 años de carrera y Carlos Luis Díaz a sus 15 años de experiencia entre esa nueva generación que se abre paso en la radiodifusión.

La primera emisión del noticiero a las 7:00 am abre con las voces de Pantoja y Díaz. Una dupla que se complementa con el soporte de la periodista María Belén Torres Sánchez, Elita Rodríguez y técnicos de los controles. Nos reciben recién culminado este espacio y Pantoja aún frente al micrófono, se extiende en una conversa entre los paréntesis musicales de la transmisión. "Lo admiraba por su personalidad", exclama de su dicha de conocer a Ottolina, durante su trabajo en Radio Continente a finales de los años 60 en Caracas.

"Al aire", enciende el indicativo de letras mayúsculas, para la intervención de este barquisimetano de 72 años de edad. "La verdadera paz es al tener a Dios en nuestro corazón", dice al cerrar y continuar en su reminiscencia de su vida en la radio, cuando aún ni existía el conocido Palacio Radial. La primera estación que pisó fue Radio Barquisimeto, luego aprendió de los hermanos Amílcar y Rafael Segura, así como de Mario Medina. Época del famoso teletipo, aparato con toda la base de datos e información.

En Radio Colonial en El Tocuyo estuvo junto a Víctor Torrealba Leal, Gaudy Lucena, entre otros colegas que dejó de ver en 1.968, al instalarse en Caracas. Empezó su carrera en la metrópolis en Radio Tiempo y luego a Radio Continente con Juan Manuel Álvarez, Armando Pompello Martinez, Adolfo Martínez Alcalá, entre otros que también se sumaban a las tres emisiones del noticiero. "Estaba a tiempo completo, tanto así que cerraba y abría la emisora", dice sonriendo de esa valiosa experiencia de los 10 años que estuvo en la capital del país.

En una de las tantas coberturas de los carnavales de Maturín conoció a su esposa Delia Josefina Moreno, quien aún es su compañera de vida y procrearon a su hijo Jonathan José. Cuando regresa Lara, llega a Radio Melodía, donde transcurrieron 4 años entre noticias, farándula y música. Luego en el Circuito Mundial Tricolor y lo contacta Fredy Andrade para Radio Minuto, donde narraba el noticiero matutino y hasta tuvo la responsabilidad ?durante un año- del espacio del director, "Despertando con Lara" en la madrugada.

Ya tiene la mayoría de edad en Radio Minuto y siendo la vieja escuela, se complace de seguir al aire. "La radio es un apostolado, cuando se ama este trabajo", señala la mística que recomienda a quienes debutan en este medio. Lamenta que muchos se confunden, siendo más vendedores, que locutores. Es respeto al oyente, interactuar para retribuir el seguimiento y cuidar el vocabulario, recordando el poder formativo de la radio.

Según Pantoja, cada locutor marca su estilo y así lo identifican. Un sello personal con palabras o frases reiterativas. Es la sólida identidad profesional. Gozar de credibilidad para informar con veracidad y corregir algún error. Como humanos pueden equivocarse y hasta tener cierta dificultad para pronunciar algún nombre de una medicina o término en específico. De allí, la enmienda inmediata para no confundir al radioescucha.

Con la misma energía

Carlos Luis Díaz estuvo muy atento escuchando la carrera de quien considera como un guía. Pantoja es de esos locutores de la vieja escuela, siempre con el interés de orientar y con sabios consejos para el crecimiento profesional. "No es fácil tener esta responsabilidad, porque no se trata solamente de un adecuado tono de voz", refiere este joven quiboreño con 15 años de experiencia.

Su referencia familiar, es su tío Alfredo Riera y quien descubrió sus habilidades hasta orientarlo a formalizar. Comenzó en la capital del municipio Jiménez, en la emisora comunitaria "Barro y siembra" con un programa juvenil. Siguió por la estación Stereo Quibor y por La Romántica con los espacios "Solo para enamorados" y "Pasión nocturna" junto a Yolets Roa.

Desde 2011 incursiona en Barquisimeto, empezando en Radio Minuto para cubrir unas vacaciones. También trabajó en las estaciones Radio Universo y Juventud. Complementó su faceta de animador de música tropical bailable con el concepto de Durísima, donde permaneció por 7 años e incluyendo los tradicionales maratones de fin de año.

"Vuelvo a mi casa en agosto de 2018 desde la primera edición hasta mediodía", se refiere a este retorno que le permite seguir creciendo y aprendiendo de grandes de la radio. Es una de las voces de la noticia de la cadena Minuto, incluyendo la 103.9 FM en Acarigua. Pasadas las 2:00 pm se va hasta Latina 101.9 FM para amenizar el programa "Las tardes latinas" desde las 4:00 pm a 6:00 pm. Mientras arma la bailanta y parranda latina los domingos de 12:00 m a 4:00 pm.

Su afición por el popular raspacanilla viene de la familiaridad y acercamiento con Memin Hernández "El Guajiro de Oro", quien fue su padrino de boda al unirse con su esposa Jessica Perdomo. "Me dolió mucho su partida, además de lo afectivo, era uno de nuestros grandes exponentes de este género", lamenta y se enorgullece de su recién premio "Gran Guajiro de Oro" como mejor animador del año.