"Megaincendio" activa alarmas en Sidney

Agencias | LA PRENSA de Lara.- Varios incendios forestales avivados por el viento se convirtieron hoy en un gigantesco frente de llamas a solo 50 kilómetros al norte de Sidney, inundando de humo la mayor ciudad de Australia y elevando los temores por al avance incontrolable de las llamas.

"Hay probablemente más de ocho incendios en total", dijo Rob Rogers, subinspector del servicio rural de incendios de Nueva Gales del Sur, agregando que se estaba formando lo que llamaron un "megaincendio" en un área de un parque nacional. Muchos de los focos están fuera de control, advierten las autoridades.

Las llamas devoraban unas 335.000 hectáreas, en una zona a menos de una hora en auto de la mayor ciudad de Australia, que volvió a verse envuelta en un espesa capa de humo tóxico.

El fuego provocó la muerte de al menos cuatro personas y destruyó más de 680 casas en el este de Australia desde principios de noviembre, meses antes de la temporada habitual de incendios del verano austral. Las autoridades culpan de la situación a la prolongada sequía, los fuertes vientos y supuestas acciones provocadas.

El humo y las cenizas afectaron a Sidney durante gran parte de la semana, tiñendo de naranja el cielo durante el día, complicando la visibilidad y obligando a las personas a llevar máscaras para respirar. Imágenes de satélite publicadas en las redes sociales mostraron al humo extendiéndose por el Mar de Tasmania hacia Nueva Zelanda, a 2000 kilómetros de distancia.