Madres de pacientes siguen a la espera de la gobernadora

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- Las madres de niños hospitalizados en el Servicio de Neurocirugía del Agustín Zubillaga de Barquisimeto siguen esperando que la gobernadora Carmen Meléndez supervise lo que está pasando en el área.

La semana pasada un grupo de representantes denunció que dentro del servicio no hay nada, pues los padres compran hasta los guantes de los médicos y que los recursos para la operación de un niño desaparecieron misteriosamente. Meléndez se comprometió a investigar, pero hasta ahora nadie de la gobernación ha ido al centro médico.

Los padres denunciaron que las operaciones están paradas por la falta de un neuroendoscopio (aparato que sirve para abrir el cráneo sin afectar el cerebro) y Javier Cabrera, secretario de Salud en el estado, se comprometió a ver qué pasaba y llevar el equipo; sin embargo, la promesa quedó en nada, pues los padres siguen esperando que alguien les ayude.

"Todavía estamos a la espera de la visita de la gobernadora", dicen las madres que piden a las autoridades un poco más de sensibilidad, pues hay 12 niños que necesitan operarse lo antes posible.

Los padres también expresaron su agradecimiento a los neurocirujanos que hacen vida dentro del servicio, pues a pesar de las carencias los especialistas han mostrado la intención de salvar a los infantes. "Nos ayudan a pesar de las dificultades", señalan.

Los padres hicieron un llamado a las autoridades para que visiten pronto la institución, pues aseguran que cada 48 horas un niño muere en el centro de salud. "Es común ver morir a los pacientes", dicen.

Otras Noticias