Escasez de combustible enciende las alarmas en Lara

Ana Uzcátegui | LA PRENSA de Lara.- Productores agrícolas del país están pagando caro las consecuencias de la escasez de combustible y han encendido las alarmas por el desabastecimiento de alimentos que arrastra esta situación en las zonas urbanas. Fernando Camino, expresidente de Fedeagro indicó que el transporte de comida está paralizado en un 70%, y las pérdidas económicas son millonarias en el  campo, por las fallas en el suministro de gasoil, principalmente.

"Los rubros como la  papa, el pimentón, el tomate son perecederos. Esos alimentos no han podido ser transportados de zonas como Mérida, Trujillo, Táchira, hacia el eje centro, norte y costero del país", indicó Camino.

La situación ha generado el incremento galopante de precios de hortalizas y verduras. El miembro de Fedeagro, también indicó que en los estados Portuguesa, Cojedes y Apure, se mantiene varada la distribución de carne y queso hacia zonas como Caracas.

"La escasez de combustible es de vieja data, pero notamos que en las últimas semanas se ha agudizado creando una catástrofe alimentaria", denunció.