Familia de abatido: El violador sigue haciendo de las suyas

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA de Lara.- Luego de que la madrugada de este miércoles, funcionarios de una comisión de la Subdelegación del Cicpc abatieran a Henry Javier Giménez (36) al norte de Barquisimeto tras ser acusado por supuesto abuso sexual, la familia del sujeto decidió salir este sábado a la calle para protestar en contra del suceso.

Con urna incluida, las personas allegadas a Giménez se plantaron en el centro de Tamaca para exponer las irregularidades que rodean a la muerte y reiterar que el hombre no era culpable del delito por el cual fue acusado.

Jenny Giménez, hermano del abatido denuncia que los funcionarios se equivocaron e incluso torturaron a Henry pues al parecer sus manos fueron destrozadas con lo que se presume fue un alicate.

Narra que el proceso se tardó con el fin de enterrar el cuerpo una vez fuese entregado debido a que los efectivos de seguridad estaban conscientes del "error" que cometieron.