Caos de la gasolina se consolida en Lara

Ana Uzcategui | LA PRENSA de Lara.- "La gente se acostumbró a la escasez de gasolina", expresó Miguel Pichardo, presidente de la Asociación de Gasolineras del estado Lara (Asogas Lara), al revelar que de 104 bombas en la entidad, sólo 41 reciben un cisterna de Pdvsa a diario. Lo que representa que se está atendiendo la demanda del combustible del 40% de la población.

A esto se le suma que el despacho llega a medias. Cada estación está recibiendo el 34% de la gasolina que contiene un cisterna, en decir, 13 mil litros de los 37 mil que tienen capacidad de transportar.

"Por eso es que se ven tantas gasolineras cerradas en horarios en los que anteriormente era frecuente que estuvieran operativas, porque 13 mil litros de gasolina se agotan en dos horas aproximadamente", acotó el representante gremial. Lo que representa que con esa cantidad se pueden llenar los tanques de unos 380 carros con capacidad de 35 litros cada uno.

Tal aseveración es confirmada por Henri Aguilar, quien trabaja con su camioneta haciendo fletes y desde hace par de meses aplica una rutina rigurosa. "Me levanto a las 5:00 am para recorrer las estaciones de servicio. Suelo visitar más de 17 desde el oeste hasta la avenida Lara", expresó.

José Barrio, bombero de la Estación de Servicio La Cruz, en la avenida 20 con calle 12, indicó que desde hace meses la planta de despacho de Pdvsa en Maporal, Simón Planas, dejó de enviar camiones cisternas en la mañana.

"Antes era fijo que a las 6:00 am se descargara una gandola en esta estación, ahora llegan a golpe de 11 am", informó, y media hora después es que dan paso a los vehículos.

"Si el lunes nos llega a nosotros, el marte despachan a la estación de servicio San Luis del Centro que queda al frente", detalló Barrio. En la bomba de la avenida Vargas con Venezuela, el suministro de combustible les llega también interdiario.

"Cumplimos un horario corrido, porque en cualquier momento puede llegar la cisterna. Pero el combustible llega cuatro días de siete que tiene la semana", comentó un trabajador a LA PRENSA.