Sexagenaria murió al caer de una moto en El Jebe

José D. Sequera | LA PRENSA de Lara.- Felicia Coromoto Jiménez (65) murió cuatro horas después de sufrir un golpe en la cabeza, tras caerse de una moto que manejaba su esposo Luis Tortosa, mientras subían una cuesta en el barrio El Jebe para ir a casa de un familiar de él y buscar un medicamento para el hijo de ambos que posee una condición especial.

El accidente ocurrió el sábado a eso de las 6:00 de la tarde. Felicia, a quien sus familiares llamaban cariñosamente "Catira" por sus cabellos claros, salió en moto de su casa en el sector 6 del sector Los Granados, ahí mismo en El Jebe, hacia La Pastora, otro sector de la misma barriada. Allí vive una familiar que les tenía una medicina para su hijo de 24 años que posee discapacidad mental.

El esposo de Felicia iba al frente del vehículo mientras ella iba de parrillera, y cuando ya estaban llegando a su destino, les tocó subir una cuesta muy empinada, pero a la mitad la moto dejó de responder, se apagó y ambos cayeron aparatosamente hacia atrás.

Mientras su esposo no sufrió ningún golpe mayor, la ama de casa impactó la parte de atrás de su cabeza contra el pavimento, lo que le produjo un traumatismo craneoencefálico severo. Unos vecinos del sector que vieron el incidente la auxiliaron y la llevaron al CDI de San Jacinto, pero de allí fue referida al Hospital Central de Barquisimeto.

Dentro del mayor centro de salud de Lara, a Felicia sólo le dieron las primeras atenciones, pues a sólo tres horas de haber ingresado murió de un paro respiratorio. Ayer en la mañana, sus hermanas lamentaban la pérdida mientras estaban en las adyacencias de la morgue.

"Ella era una catira preciosa que siempre estuvo pendiente de sus tres hijos que ya son adultos, especialmente del menor que es el que tiene la discapacidad mental", expresó con tristeza su hermana Gladys Jiménez, momentos antes de romper en llanto.

Ya en la tarde, el cuerpo de la dama fue entregado a sus familiares para darle cristiana sepultura.

Otras Noticias