Zavala: Gobierno vive por el terrorismo

Ágatha Reyes | LA PRENSA de Lara.- El terrorismo de Estado es lo único que sostiene al gobierno de Nicolás Maduro en el poder, que intenta sobrevivir en medio de un pueblo en tensa calma, pero cansado de vivir en un deterioro continuo ante la corrupción reinante en el partido de gobierno.

La aseveración corresponde al politólogo Horacio Zavala, quien señala que Maduro y su gabinete se valen del terror psicológico para aparentar un respaldo mayoritario. Explica que la oposición se encuentra desarticulada, lo que ha permitido que durante 20 años el oficialismo se venda como una potencia política aunque internamente esté fracturada.

¿Qué lectura le da a la situación del país que está sumergido en una inestabilidad general?

En Venezuela estamos en una etapa de ingobernabilidad. Esto ocurre por la terquedad de un gobierno que se aferra contra viento y marea a mantenerse en el poder hasta el año 2025, sin importar la tragedia que vive el pueblo. Lo que hace es surfear la ola para alargar su caída.

¿Qué ha hecho que a pesar de la crisis Maduro se mantenga en el poder?

Ellos viven del terrorismo y con eso han logrado que parte de la población no se atreva a deslindarse por completo. Y se aferran a eso porque si no lo tienen, aterrorizan y desaparecen del mapa político. El país nunca había llegado a una situación tan grave como la que vivimos hoy.

En países como Bolivia, Ecuador y Chile la gente ha tomado las calles para exigir la renuncia de sus presidentes ¿Por qué la pasividad en Venezuela?

Dos cosas marcan la aparente calma. Una es que el gobierno sí mete miedo, ellos siembran droga, mandan a golpear, desaparecen a la gente y está el caso de los dirigentes de Voluntad Popular. Además este gobierno maneja la chequera del dinero del Estado a su antojo. Encuentran casos de corrupción y no investigan, solo meten presos a quienes se desvinculan de la cúpula chavista. Ellos no tienen escrúpulos para gastar dinero en lo que sea para callar a la gente.

¿Está trancado el juego ante el radicalismo que hay tanto en el chavismo como en la oposición?

Pareciera que hay un interés de los dos grandes grupos mayoritarios, del G4 y el chavismo de no querer ceder para un evento electoral. Por un lado, uno pide elecciones parlamentarias y por el otro, elecciones presidenciales, pero no se ha logrado un punto medio. La lógica es que se den elecciones generales en diciembre del 2020, pero dudo que exista un entendimiento entre las partes.

Si no hay una salida pacífica y electoral, ¿a qué escenario podría enfrentarse el país?

A una situación de violencia. El gobierno en un aparente momento de nobleza llama a una mesa de diálogo con una oposición hecha a su medida, claramente lo que buscan es ganar tiempo y lamentablemente la oposición mayoritaria se calmó. El oficialismo mantiene su estrategia de engaño porque no están acostumbrados a perder. El chavismo sabe que una vez abandonen los cargos que ostentan no les espera un buen futuro, porque sobre ellos pesan investigaciones profundas por hechos de corrupción.

¿Está la oposición liderada por Guaidó a la altura de enfrentar al gobierno?

La oposición vive del inmediatismo y al no darse una salida inmediata el ciudadano se desanima. Cada vez que esa salida no ocurre aumenta la frustración y hay más debilidad, es decir, la oposición está entrampada en un estado de cansancio, y pasa porque tienen 20 años marchando contra este gobierno y no han conseguido nada. El país está cada vez peor y lo más grave es que están divididos artificialmente por el chavismo.

¿Guaidó ha vuelto a convocar a las calles, cree que tendrá resultado?

Ya no hay movilización decente de la oposición venezolana. Guaidó debería llamar a protestas constantemente a los ciudadanos, pero lo que hoy vemos son protestas de los gremios, no iniciativas del frente amplio. Se repite el mismo problema del 2004 que el país no ha logrado paralizar un sector tan importante como el transporte. Ese puede ser aún más presión para Maduro, la gente con hambre hace cualquier cosa.

¿Cómo enfrentar un gobierno que tiene control social, de las instituciones, de la FANB y que crea una oposición a su medida?

Hay que presionar y golpear lo que mantiene a flote al gobierno: las dádivas. Con cada bono, caja CLAP, las misiones buscan humillar aun más al pueblo. En este caso la comunidad internacional juega un papel fundamental; en la medida que aumenten las sanciones se reduce el margen de maniobra del gobierno que ni siquiera integrando un puesto en el Consejo de Derechos de la Organización de las Naciones Unidas podrá quitarse la mancha de las violaciones a los derechos humanos. Cada organismo internacional conoce la crítica situación de los hospitales, escuelas y el aumento acelerado de la pobreza y desnutrición infantil.

¿Cree que habrá solución con la mesa entre gobierno y los mini partidos de oposición?

No. Quienes participan son un disfraz para el propio gobierno, allí participa el partido de un hombre que luego de cantar fraude en elecciones presidenciales, manda a candidatos a participar con el mismo CNE. Eso sólo confirma que le hacen el juego al gobierno. La mesita de noche está a la orden de Maduro y eso sólo sirve para alargar el sufrimiento de la gente que en silencio pide un cambio.

¿Ante la crisis económica tan marcada qué debe esperar el venezolano para final de año?

Entramos en los meses de ilusión y que seguramente el gobierno intentará aprovechar, porque la gente comenzará a recibir bonos, las migajas que ofrece Maduro, pero a principio de año verán cara a cara a la realidad; que el sueldo no alcanza para comer, y eso puede ser peligro para el país, pero también puede ser definitivo para este gobierno que no le queda más que el terrorismo y la dominación popular.

Otras Noticias
Nacionales

| comentarios

Nacionales

| comentarios