Tres carbonizados por incendio de buseta 

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara - De nada sirvieron las advertencias que le hizo el dueño de la línea de no dejar subir a pasajeros con gasolina o bombonas. Un minubús Encava, que cubría la Ruta 2 Tricentenaria (Yaritagua)- El Pozón (Palavecino) se quemó por completo a causa de un galón de gasolina que se incendió dentro de la unidad. En el hecho presuntamente murieron 2 pasajeras mayores de edad y una menor, además de salir 9 personas con quemaduras, entre ellos el chofer.

Ayer a las 12:30 del mediodía, el autobús salió de la redoma Tricentenaria en Yaritagua con 13 pasajeros a bordo, además del chofer. La línea abarca los caseríos de la carretera vieja que conecta Yaracuy con Lara, entrando por Palavecino. Supuestamente en este punto de partida se subió una señora de la tercera edad que usaba bastón, pidiéndole el favor al chofer que la dejara viajar con un galón de gasolina que el hijo la necesitaba urgente en el caserío Albarical (Yaracuy).

Supuestamente el chofer aceptó y le dijo a la doña que se sentara atrás y ocultara el galón, por si lo paraban funcionarios, o los mismos chequeadores de la línea. La abuela aceptó y a su lado se sentó una muchacha con su niña de 8 años, pues iban para el mismo caserío.

Cuando el autobús hizo la segunda parada en Albarical, por causas que aún se desconocen, el galón de gasolina agarró candela. La señora tratando de sacar el galón de la unidad lo lanzó y este rodó por todo el pasillo. El chofer del susto en lugar de detenerse, seguía andando. La candela agarró todos los puestos.

El galón fue a parar a la cachicama del autobús y la gasolina se vacío en el motor del vehículo, el cual explotó y chocó con la cerca de una vivienda. Todo pasó en cuestión de segundos. Algunos pasajeros pudieron saltar desde las ventanas, incluyendo al chofer. Pero la dueña del galón de gasolina, más la mujer y la niña que se bajaban ahí mismo en Albarical, fueron consumidas por las llamas, quedando atrapadas entre los asientos del autobús.