Héctor Briceño: El voto opositor se mueve de manera voluntaria

logo170
Héctor Briceño doctor en ciencias políticas

Héctor Briceño, doctor en ciencias políticas.

Según Briceño, el autoritarismo que ha gobernado en 25 años "no ha hecho mella en la convicción demócrata de los venezolanos"

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA. - Las investigaciones evidencian que la oposición ha venido ganando intención de voto en las zonas más rurales del país, según los resultados que dejaron las elecciones de 2021. Históricamente los territorios más alejados y con menor densidad poblacional, han sido claves para el chavismo a la hora de ganar elecciones, pero ahora el voto rural se dispersó. "El corredor electoral venezolano cambió drásticamente", asegura Héctor Briceño, investigador del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes), y doctor en ciencias políticas.

Alega que a pesar que el chavismo ha ejercido mayor censura y control político en esas zonas, hay una intención de cambio real, porque las fallas en los servicios y las necesidades económicas golpean con más fuerza a esa población. "Esta es sin duda la elección más adversa para el Gobierno", afirmó.

Usted presentó una Cartografía Electoral sobre los riesgos que puede haber en los centros de votación. El 86% de los centros electorales tienen algún tipo de riesgo que puede afectar la participación de los ciudadanos. ¿A qué se va a enfrentar el electorado el 28 de julio?

Creo que el elector venezolano se enfrenta a unas condiciones adversas a las que ya está acostumbrado porque sabe que hay un grupo político que utiliza los recursos y que manipula las reglas y los recursos del país a su favor. No obstante, debo resaltar que a pesar de eso, el elector venezolano también ha demostrado que tiene herramientas, el valor y la convicción para enfrentarse democráticamente a esas amenazas.

¿Qué hace que el electorado a pesar de todas las irregularidades de las elecciones, lo siga moviendo el deseo de cambio?

Somos demócratas por convicción, aunque hay un liderazgo autoritario no han logrado mellar de manera muy significativa en las convicciones de los venezolanos. El deseo de cambio ha llegado a sus límites, ha impactado sectores que tradicionalmente simpatizaban con el Gobierno y que ya han dejado de serlo.

El Referendo por el Esequibo, hizo ver un debilitamiento en la maquinaria chavista. ¿Podrá movilizar el PSUV a su techo electoral esta vez?

El PSUV sigue siendo el partido con la estructura más amplia del país, por supuesto usan y abusan de los recursos del Estado. Segundo, el corredor electoral venezolano cambió drásticamente. El chavismo siempre ha ganado con una cantidad abrumadora de votos de las zonas más rurales. Ese voto se distribuye en 100 o 150 municipios y ahí nadie hace campaña, no se convocan marchas porque son pueblos muy pequeños. Entonces yo no subestimo al PSUV. Creo que tienen capacidad de movilizar en estas regiones, en pueblos pequeños el chavismo suele ser muy fuerte, trabaja 100% y supera incluso su techo.

¿Dónde no le va tan bien al Gobierno?

En las grandes ciudades y ciudades intermedias, allí le suele ir mejor a la oposición. Pero debemos reconocer que el país ha sufrido cambios poblacionales intensos, una migración que hasta ahora no sabemos cómo se va a comportar. La gran incógnita es cómo se va a mover la oposición. La plataforma de Vente Venezuela y el resto de los partidos políticos, sin duda promete ser importante, pero es la primera vez que se va a poner a prueba. Hay que destacar que el voto opositor se mueve de manera voluntaria, siempre ha sido un elector que se levanta y decide ir a votar en contra de todas los obstáculos.

María Corina Machado, líder de la oposición, denunció la existencia de un nuevo registro de centros electorales, una nueva tabla mesa. ¿Juega el CNE a generar incertidumbre en la oposición para afectar su parte más sensible en este momento: los testigos?

Sin duda alguna, el estudio realizado para el Observatorio Global de Comunicación y Democracia sobre Riesgos Electorales en centros de votación, lo que demuestra es que allí donde hay mayores niveles de riesgo, donde hay pocos electores, donde existen altos niveles de abstención, allí donde las centros electorales son muy pequeños y están alejados, donde no hay observación electoral, no hay testigos, el comportamiento de los votos es distinto al resto del país. Ahí el Gobierno suele obtener una cantidad de votos distinto al resto de los centros electorales.

¿Cómo se puede explicar eso?

No tenemos pruebas evidentemente, el fraude electoral, la manipulación de los votos y de los resultados ocurre de forma clandestina. Esa es su condición, ellos tratan de hacerlo lo más oscuro posible, con la menor cantidad de personas o de ojos presente.

Me llamaba la atención cuando en su investigación, presenta un mapa de riesgo donde revela que los centros de votación que tienen más riesgo electoral son los ubicados en los estados fronterizos y el sur de Venezuela. ¿Qué caracteriza a esos territorios, por qué en esas zonas el PSUV es más dominante?

Son poblaciones en las que son más dependientes de los programas sociales, son más dependientes del Estado, dependen más de los programas sociales en esas zonas las alcaldías y las gobernaciones suelen ser los principales empleadores, y por lo tanto tienen mayor capacidad de controlar o digamos de ejercer coerción sobre el elector, pero también hay una variable muy clara, explicativa muy clara. Son zonas donde el nivel de densidad poblacional es mucho menor, densidad poblacional es el número de personas que viven por kilómetros cuadrados, y ¿Cuál es la consecuencia de menores niveles de densidad poblacional?, mientras menor la densidad poblacional, los centros electorales tienden a ser mucho más pequeños, porque tú tienes una comunidad rural con pocos habitantes donde ponen una mesa, y allí los que votan son 300 o 500 personas máximo.

Si vemos los resultados de las elecciones del 2021, ciertamente hubo algunos espacios que conquistó la oposición en zonas rurales, y no solamente la oposición de la Plataforma Unitaria, también algunos partidos que formaban parte de la Alianza Democrática o de partidos nuevos como Fuerza Vecinal. ¿Qué estamos viendo en las zonas rurales ahora?

En el 2021 hubo una rebelión de las zonas rurales, muy probablemente porque en las zonas rurales es donde el deterioro de los servicios públicos es mayor. La infraestructura vial en las zonas rurales prácticamente desapareció en muchas partes del país, y así sucesivamente. Entonces sin duda alguna en el país en los últimos años todos hemos sido perdedores, pero si algún grupo ha salido más golpeado de todo han sido los sectores rurales, y esto se intensificó en 2018, 2019 en adelante y se expresó claramente en 2021. La oposición por su parte aumentó los votos en las zonas rurales de una manera increíble, aunque mi impresión es que a pesar que el voto opositor se hizo mucho más rural, y mucho menos citadino, porque también muchos votantes migraron de las principales ciudades, no crecieron de la misma manera los liderazgos opositores en las zonas rurales. Esa es una de las grandes pruebas que debe asumir la oposición, espero que lo hayan mejorado de cara a estas presidenciales.

Habla usted de que en esta oportunidad la oposición pondrá en marcha una estrategia de defensa del voto que es nueva, se basa en los Comanditos por Venezuela y la plataforma 600K, que básicamente el peso está en manos de la sociedad civil. ¿Cómo ve esa estrategia de la oposición?

El electorado opositor es demasiado voluntarioso, a veces siento que demasiado y que le falta herramientas para defender el voto, herramientas para pelear y para confrontar los distintos retos y amenazas que tiene, digamos porque los retos y amenazas son importantes, estamos hablando de amenazas de colectivos, amenazas de violencia, las amenazas de puntos rojos, amenazas de coerción que le hacen al elector. Estos comandos tienen que tener herramientas para hacerle entender al elector amenazado, coaccionado, que se siente débil, que se siente maniatado, decir, mire el voto es secreto, no tengas temor, no te va a pasar nada y la gente no puede saber, nadie incluso nosotros no podemos saber por quién votaste, deja el temor de perder beneficio. Es decir, estos comandos tienen que tener herramientas de lucha política ante todas las amenazas.

¿El chavismo puede ganar sin fraude estas elecciones?

Lo que te puedo decir es que nunca antes el chavismo había estado tan mal en las encuestas. Que nunca el chavismo se había enfrentado o había participado en una elección con una brecha en contra tan grande. El chavismo creo que esta es sin duda alguna la elección más adversa para el chavismo. En toda su historia, y por otro lado también creo y debo decir que veo a una oposición que de alguna manera ha hecho una buena campaña y digamos ha hecho se ha comportado a nivel. Mi impresión es que todas las manipulaciones y los fraudes, porque el Gobierno ha hecho fraude, siempre, desde el año 1999 ha cometido fraudes electorales y fraude electoral es desde la manipulación y construcción de circuitos, manipulación de las leyes, y abuso de los recursos del Estado, todos esos son elementos de fraude. Al igual que el voto asistido, al igual que las amenazas de despido y de pérdida de beneficios sociales, todo eso es fraude. Yo en este momento no veo cómo incluso haciendo todas esas manipulaciones el oficialismo pueda vencer, por lo menos al día de hoy.

Restan seis semanas para las elecciones y lo que estamos viendo es una escalada de la persecución política y de la violencia. ¿Qué se proyecta para esta campaña oficial que arranca el 4 de julio?

El Gobierno trabaja con ciclos de represión y persecución. Ellos aumentan, golpean y luego de alguna manera se contienen o se retraen para esperar el siguiente ciclo, la siguiente oportunidad. Mi impresión es que lo que vamos a ver durante la campaña va a ser bastante fuerte. No estoy seguro, pero siento que el Gobierno aún no ha mostrado su carta final que debe estar por hacerla pronto, y que ella puede implicar desde nuevas inhabilitaciones, nuevas ilegalizaciones de partidos, hasta aumentar niveles de violencia a niveles que no habíamos visto antes. En todo caso lo que sí creo es que la alternativa que tiene el liderazgo político, es tener la ruta electoral a toda costa aun cuando eso continúa siendo un riesgo. Lamentablemente vienen días más duros, creo que lo que veremos es una prolongación y profundización de lo que hemos visto hasta ahora.

Otras Noticias