Delincuencia azota vecinos de la carrera 29 y 30 de Barquisimeto

logo170
Habitantes de la carrera 29 y 30 con calle 30 pidieron ms vigilancia policial

Habitantes de la carrera 29 y 30 con calle 30 pidieron más vigilancia policial

En la carrera 29 y alrededor de la catedral, residentes dicen que han sido víctimas de hurtos 

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Vecinos de las carreras 29 y 30, además de sectores aledaños a la Iglesia Catedral, están siendo azotados por la delincuencia, en las últimas semanas han sido víctimas de hurtos tanto en las viviendas como en los vehículos.

Carmen Soto, vecina de la comunidad, recordó lo ocurrido en la iglesia Catedral y sostuvo que los delincuentes no respetan ni la casa de Dios "menos van a respetar la de uno".

"Se meten a los patios de las casas a ver qué se pueden llevar, pero más que todo hurtan es en los vehículos que los dueños dejan en las calles, se llevan las baterías y herramientas", comentó Carmen, habitante de la carrera 29, a pocos metros de la Catedral, que a su vez pidió más seguridad en la zona.

Los vecinos del sector se quejan que estén siendo víctimas de hurtos cuando tienen de vecino al Comando General de la Policía del estado Lara, pero señalaron que los uniformados, presuntamente, no salen a hacer rondas durante la noche ni en la madrugada.

"La mayoría de las casas de esta zona no tienen estacionamientos y es por eso que los dueños dejan los carros estacionados en las calles, lo que causa que sea una 'presa fácil' para la delincuencia", comentó un comerciante de la zona, que no quiso identificarse.

LA PRENSA pudo hablar con funcionarios de seguridad del sector, quienes aseguraron que las víctimas no han denunciado los hurtos y que sólo tienen el reporte de lo ocurrido en la Catedral la semana pasada. Residentes de la comunidad confirmaron que no han denunciado a estos "rateros".

"Lo que aquí ocurre es que uno va a denunciar y muchas veces los cuerpos de seguridad no le prestan atención y si toman la denuncia no hacen nada. Si ellos respondieran, aquí se viera patrullaje policial nocturno, pero ni pasan", comentó otra vecina de la carrera 30, que por temor a represalias pidió no ser identificada.

Los vecinos comentaron que hasta ahora, los malandros no se han llevado cosas de alto valor, pero temen que en medio del delito, una de las víctimas se enfrente a ellos y ocurra una desgracia.

Otras Noticias