CIDH pide garantizar el voto de los venezolanos en el extranjero

logo170
Estos obstculos violan los derechos políticos afectan la integridad de la elección presidencial del 28 de julio

Estos obstáculos violan los derechos políticos, afectan la integridad de la elección presidencial del 28 de julio.

Se estima que alrededor de 5,5 millones de venezolanos en el exterior podrían ejercer su derecho al voto. 

Redacción | LA PRENSA DE LARA. - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha manifestado su profunda preocupación por los graves obstáculos que enfrentan los ciudadanos venezolanos residentes en el extranjero para inscribirse en el registro electoral debido a requisitos discriminatorios basados en su estatus migratorio.

Estas barreras no solo contravienen los derechos políticos de los afectados, sino que también ponen en riesgo la integridad del proceso electoral, evidenciando una falta de independencia del Poder Electoral. 

La exigencia por parte de los consulados venezolanos, bajo instrucciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), de presentar una visa de residente como único documento válido para la inscripción en el registro electoral, es una medida injusta y excluyente

Esta práctica ignora la realidad de millones de venezolanos en el extranjero que carecen de esta documentación específica, ya sea por falta de regularización migratoria o por poseer otros tipos de permisos como el Permiso por Protección Temporal en Colombia, el Permiso Temporal de Permanencia en Perú, la Visa de Residencia Temporal de Excepción para Ciudadanos Venezolanos en Ecuador, o la Residencia Temporal en Chile.

Aunque no se tiene una cifra exacta, se estima que alrededor de 5,5 millones de venezolanos en el exterior podrían ejercer su derecho al voto. Sin embargo, estas exigencias amenazan la participación política de un número significativo de ciudadanos en el extranjero. 

La Convención Americana, la Declaración Americana y la Carta Democrática Interamericana subrayan la importancia de la participación ciudadana en la democracia. Por tanto, la imposición de requisitos como la visa de residente para poder votar es injusta y atenta contra la esencia misma de la democracia. 

Otras Noticias