"Brisas de Lanza Bolívar" recupera comunidad con autogestión

logo170
La calle principal se aprecia despejada gracias al mantenimiento constante

La calle principal se aprecia despejada gracias al mantenimiento constante

Sustituyen ranchos y aspiran parador turístico en "Brisas de Lanza Bolívar"

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Cambiar sus ranchos de zinc por casas de adobe es uno de los principales logros de 62 familias para transformar su comunidad "Brisas de Lanza Bolívar" de la parroquia Santa Rosa, municipio Iribarren de Lara. Deciden ponerse manos a la obra y se resisten a que la pobreza les siga robando un ambiente de mejores condiciones. Se organizan y por autogestión mantienen limpias sus calles, instalan luminarias y aspiran sembrar un huerto, así como construir un parador turístico artesanal.

Están a pocos metros de la autopista Cimarrón Andresote y en ese alrededor que mantienen desmalezado, tienen el proyecto macro de levantar un parador turístico artesanal, al estilo de churuatas a base de bahareque y techo de palmas. Un espacio agradable para dar la bienvenida a quienes llegan a Barquisimeto y les permita vender sus creaciones artesanales, comida criolla, dulces, entre otros emprendimientos. Sólo esperan por la reubicación de cinco familias y así empezar con la construcción de esta vitrina con el potencial artístico de sus habitantes.

"No se queden esperando a que el gobierno les dé todo", es lo que repiten y entendieron estos vecinos que ocuparon este terreno hace nueve años, el cual estaba desde 2011 bajo custodia del Consejo Comunal Lanza Bolívar. El grupo fundador estuvo encabezado por los señores Roberto Rodríguez, María Briceño y otros que buscaban opciones habitacionales, como parte de esa necesidad de viviendas a nivel nacional y que se refleja en el informe anual de la organización Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) de 2020, precisando que sólo se habían construido 2.271 viviendas de las 453.220 que fueron anunciadas por el Ejecutivo nacional.

Un vacío que no los amilana y se fortalecen desde la organización. Sienten orgullo de esa convivencia que les permite trabajar por embellecer sus espacios. Les encanta mirar desde lo alto y apreciar la pulcritud, con calles de tierra que dejaron de tener grietas y de ser tan polvorientas, porque siempre están barriendo y evitando dejar basura. Con esa mentalidad van creciendo los niños, con el sentido de pertenencia y seguir aspirando a tener más de las 32 casas que pasaron del caluroso rancho de láminas de zinc a una casa más fresca, con aire colonial y con la frescura proporcionada de las paredes de bahareque o con adobes. Un giro que da otra carta de presentación a esta comunidad a la entrada de Barquisimeto.

Luis Castillo pertenece a la UBCh "Colectivos Lanceros de Bolívar", recuerda el inicio con la limpieza de áreas verdes, así como la construcción de las primeras casas y la organización que establecieron con los objetivos en común. A final de abril de 2024, se materializa la planificación de la agenda de trabajo permanente, por la que todos los habitantes se apoyan entre sí. Ellos no buscan protagonismos ni mezquindad, sostienen reuniones semanales y se van rotando en cuadrillas conformadas por seis miembros. Lo más común es desmalezar y hasta las mujeres terminan con callos en las manos por el machete o escardilla empleado para limpiar.

Nadie es indiferente y se involucran al máximo por el bienestar en un espacio mejor. Mientras la cuadrilla está activa, otros botan la basura y también suministran hidratación con comida a quienes están trabajando. Un esfuerzo con miras a la calidad de vida.

Otras Noticias