Mendoza: Gobierno gana desprestigio al negar vigilancia de la UE

logo170
El analista Justo Mendoza evalúa la decisión del Gobierno al no permitir observación de la UE en comicios presidenciales

El analista Justo Mendoza evalúa la decisión del Gobierno al no permitir observación de la UE en comicios presidenciales

El analista político, Justo Mendoza, considera que el Gobierno pierde credibilidad al impedir observación de la UE en Venezuela

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- "Lo que da más transparencia a unas elecciones es la posibilidad de que sea imparcial, universal, se pueda auditar y sea supervisada por organizaciones nacionales e internacionales independientes. También que todos los procesos sean informados a la gente oportunamente, para que haya confianza y compromiso de salir a votar", así lo señaló Justo Mendoza, educador con posgrado en Ciencias Políticas.

Considera que en esta precampaña, el Gobierno está "imitando" la estrategia política de María Corina Machado, de recorrer las mismas comunidades. "Ya lo hicieron en las presidenciales 2013, cuando Capriles sacó una gorra tricolor, Maduro inmediatamente mandó a sacar otra gorra igual con las siglas 4F. Están montando una campaña en paralelo para sabotear a la oposición, pero obteniendo resultados desastrosos", expresó.

¿Qué implicaciones tiene para las presidenciales que el CNE haya revocado la invitación de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE)?

El impedir, apelando a condiciones netamente ideológicas del partido de gobierno, que la presencia de la MOE UE es imperialista, colonialista, negativa para las presidenciales, eso no ayuda a la transparencia, no ayuda al Gobierno a crear confianza en el mundo ni en Latinoamérica ni entre los propios votantes. Negar la vigilancia de la Unión Europea causa un gran desprestigio para el oficialismo y para el Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Podría tener un impacto en la participación ciudadana el hecho de que la UE no esté como observadora el 28 de julio?

En absoluto, porque el impacto motivador de la participación electoral en Venezuela está generado por el deseo mayoritario de la población de cambiar, y no solamente cambiar el Gobierno como simple administrador del Estado. Es cambiar el sistema político, porque el venezolano ha llegado a la conclusión que el mal, las limitaciones y cargas materiales y psicológicas que tiene son causadas por el llamado Socialismo del Siglo XXI.

¿Cuál es la importancia de la UE? ¿Es posible que también venga el Centro Carter o una Misión de la ONU?

La observación electoral internacional se presenta con mayor atención en aquellos países donde hay sospechas de que el proceso es grisáceo, de que la participación del Gobierno intenta cambiar resultados. Unas elecciones en Noruega no tiene presencia de observación electoral porque son sumamente transparentes. E igualmente no hay presencia electoral en Cuba, porque allá no se hacen elecciones libres. En Venezuela es necesaria esa presencia tanto de la UE como del Centro Carter, la misión de la ONU, o incluso la OEA, que está vetada en el país, eso generaría confianza en la oposición y menos desprestigio al Gobierno. Esta decisión del Consejo Nacional Electoral es torpe, porque Venezuela está aislada, la ven con ojeriza, y eso nos hace daño a los venezolanos.

¿Por qué el presidente del CNE, Elvis Amoroso, cataloga el gesto de la UE de levantar su sanción individual como un gesto insolente y manipulador?

El tema es que ellos utilizan la narrativa goebbeliana, producto de una adjetivación del nombre de Joseph Goebbels, el gran propagandista nazi-alemán. Esa narrativa invierte las cosas. Yo estoy convencido que el señor Amoroso cree que él merece que le flexibilicen sus sanciones. La UE lo hizo no porque realmente se lo merezca, sino porque buscaba un camino de tolerancia, de comprensión, para que el Gobierno permita elecciones apegadas a la Constitución.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este viernes, 31 de mayo. 

Otras Noticias