En Lara: Jubilados continúan impartiendo clases en universidades

logo170
Profesores universitarios jubilados en Lara continúan dando clases

Profesores universitarios jubilados en Lara continúan dando clases

Los profesores universitarios jubilados en Lara siguen impartiendo clases ante la falta de profesionales

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Los dos años sin ajustes de salario dejan a las universidades del país con la pérdida de docentes, la reincorporación de personal jubilado y hasta la falta de concursos para titulares de cátedras en algunas casas de estudios. Un problema que lamentan desde asociaciones de profesores, como una radiografía que expresa los extremos de la necesidad de irse en busca de calidad de vida. Migran a otros oficios más rentables y quienes deberían estar descansando luego de toda una vida de trabajo, regresan por ingresos económicos para su sustento.

Ese reflejo está latente en el reclamo desde la máxima alma mater, cuando la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv) recalca la reducción en más del 25% de profesores activos y que 49% sean jubilados. Además, cuestionan la pérdida de la previsión social, porque los programas y servicios (en función del salario) se han depreciado en aproximadamente 76,54% en los últimos 2 años.

La realidad en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) no está muy lejana, cuando Blanca Terán, presidenta de la Asociación de Profesores (Aproupel), precisa que se encuentra activa una plantilla con un estimado de 235 docentes que representan entre 60 a 70% de los docentes y los jubilados rondan los 650, de los cuales entre 20 a 30% regresaron al aula en posgrados y cursos de extensión. Otros siguen produciendo en el campo intelectual, con desarrollo de investigaciones, escribiendo trabajos para revistas especializadas y demás publicaciones impresas.

Recuerda que entre 2017 y 2019 hubo una deserción que llegó a 45%, un personal que venía de ganar concursos de oposición con tanta aceptación que en 2014 tenía 116 profesores y en la actualidad —de ese grupo—, ni siquiera supera la decena.

En la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), Déborah Velásquez de Valecillos, presidenta de la Asociación de Profesores, precisa que tienen 1.960 docentes y antes de 2008 no bajaban de una plantilla de 2.500. Desconoce cuántos jubilados han sido incorporados, pero cita que la mayoría imparte clases en los decanatos de Ciencias de la Salud, así como en Ciencias Económicas y Empresariales. "Es muy contradictorio, porque se trata de la etapa de la vida para estar descansando y optan por seguir trabajando", lamenta.

"Sólo quedan por vocación, porque un docente de alto nivel con doctorado suele devengar $20 al mes", se queja Gonzalo Meléndez, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental Politécnica (Apunexpo), ante una deserción que puede superar el 50% de educadores. Actualmente cuentan con 200 a 250 profesores, las ausencias más notorias son en metalúrgica y mecánica. Desconoce el llamado reciente a concurso, dice que el desánimo frena las nuevas generaciones de docentes.

Otras Noticias