Expertos: Dieta saludable pueden prevenir enfermedades crónicas

logo170
Las personas deberían evitar comer azúcares refinados pan pasta en exceso alimentos procesados

Las personas deberían evitar comer azúcares refinados, pan, pasta en exceso, alimentos procesados

Enfermedades crónicas pueden ser prevenibles con una dieta saludable

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial y patologías como la diabetes, la obesidad y hasta casos de problemas gástricos se han venido incrementando en las consultas nutricionales privadas del estado Lara en los últimos años, porque expertos alegan que las personas no tienen una alimentación balanceada, muchas veces por desconocimiento de cómo preparar los alimentos o la cantidad que se deben comer, además de carecer de hábitos para realizar actividad física o no dormir ocho horas al día.

Oswaldo Lizarzardo, nutricionista, informó que los casos de hipertensión arterial se pueden evitar tanto en personas adultas como en embarazadas que llegan a padecer de preeclampsia si dejan de comer excesiva sal. Lo recomendable es consumir entre tres a cuatro gramos de sal al día. Eso incluye que las personas deberían evitar cocinar con caldos deshidratados de pollos, condimentos o adobos.

"Cuando una persona tiene hipertensión por mucho tiempo, el corazón trabaja sobrecargado. Las arterias tienen resistencia a la circulación y hace que el corazón tenga que hacer más fuerza para poder bombear más sangre. De allí vienen todas las patologías del corazón como, por ejemplo, un corazón engrosado, paredes engrosadas, sobre todo en el ventrículo", explicó.

Henedina Belandria, nutricionista, comentó que casi todas las enfermedades crónicas no vienen solas. Por ejemplo, una persona obesa puede convertirse en diabética, y en ese caso los nutricionistas recomiendan una dieta antiinflamatoria. "Casi todas las patologías tienen que ver con la inflamación de los tejidos. Al bajar la inflamación eso es un primer paso para mejorar, especialmente el nivel de obesidad o de sobrepeso que pueda tener la persona", manifestó.

Para esto lo que se recomienda es disminuir o eliminar por completo azúcares refinados, harinas como pan, pasta, alimentos de pastelería, y todo lo que sea procesado, por ejemplo, alimentos que vengan empacados o envasados o que hayan sido transformados, como los embutidos.

Lo recomendable es que una persona haga tres comidas al día y dos meriendas. La mitad de ese plato en cada comida deben ser vegetales cocidos, salteados o crudos. Una cuarta parte debe ser proteína animal o vegetal, la otra cuarta parte algún tubérculo, auyama, arroz o verduras. Y complementar con frutas que se pueden consumir en las comidas o dejarse para las meriendas. "Esa cantidad ayuda a que haya buenos nutrientes en el organismo, pero también a que haya saciedad permanente", resaltó.

Indicó que no hay excusas, las personas con bajo poder adquisitivo para cumplir con una alimentación balanceada pueden tener varias opciones para alimentarse bien. Por ejemplo, el reemplazar un bistec por carne guisada, carne molida. Incluso, la carne de soya que es económica y rinde. Los vegetales pueden ser comprados en ferias de hortalizas o mercados populares, donde algunos llegan a conseguirse hasta en un dólar el kilo. Se deben comer por lo menos cinco porciones de frutas al día, pero estas pueden ser de temporada que son las más accesibles.

Lizarzardo, también informó que hay opciones para las personas con hiperglucemia. "Si es una persona diabética puede consumir sus carbohidratos de manera controlada con cierta preparación especial. Por ejemplo, la pasta y el arroz pueden consumirlos, pero no hasta que estén aguados, tienen que consumirlo cuando estén al dente, eso no lo va a hacer más costoso, sino diferente", mencionó.

Resaltan que la enfermedad nutricional del momento es la relacionada con problemas gástricos, por desórdenes alimenticios. Personas que de día duermen y de noche trabajan, o de noche se la pasan en las redes sociales, sobre todo en jóvenes que se acuestan en la madrugada, de noche comen chucherías y de día por estar durmiendo se alimentan muy mal. También pasa con aquellas personas que consumen mucha comida callejera o comen a deshoras.

Otras Noticias