Docentes unidos por sus derechos buscan mejoras laborales

logo170
Cada consigna lleva el sentimiento y dolor del personal docente junto al resto del personal del sector educativo

Cada consigna lleva el sentimiento y dolor del personal docente, junto al resto del personal del sector educativo.

Gremios recalcan la unión más allá del estado Lara, para la repercusión nacional

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA. - Los docentes aspiran concretar la lucha "rotunda", que convoca a una verdadera planificación desde la entidad larense y se mantenga en contacto permanente con los gremios de otros estados. Buscan una protesta que retumbe en todo el territorio nacional y sean atendidos en sus reivindicaciones laborales.

Cansados de lo que consideran una burla y a dos años sin aumento salarial, lamentan que desde 2018 están solicitando la actualización de la contratación colectiva. Luis Arroyo, presidente del Colegio de Profesores de Lara, precisa que ya es el momento de respuestas para el magisterio y se necesita unificar esfuerzos con los 17 sindicatos a nivel nacional, además de la disponibilidad de sostener agendas de trabajo junto a otros sindicatos.

La unidad gremial es una de las salidas para incentivar esos ánimos que han estado opacados, sin caer en el peligro del cansancio. Pide que no se abandone esa solicitud con la denuncia pública y "la coherencia desde la comunión de todos los estados, sin perder ese carácter pacífico y democrático".

Confían en la voluntad del gobierno venezolano por aplicar las debidas clasificaciones, sin perder la meritocracia. Se refieren a esos docentes que desde el tipo I, devenga cuatro salarios hasta el VI con toda su experiencia, maestrías y doctorados, pero que se les ignoran las primas por profesionalización, transporte, entre otras.

Para Laura Igarra, titular del Colegio de Licenciados en Educación de Lara, no puede agostarse la verdadera integración con el resto de los sectores, considerando que atraviesan por situaciones similares por el bajo poder adquisitivo. "Son las convocatorias permanentes para no abandonar y concentrarse en acciones que no atenten contra el derecho a la vida", señala de las concentraciones pacíficas, sin llegar a los extremos de huelgas de hambre o demás presiones que perjudiquen la salud del personal.

La intención es firme para mantenerse en la calle. "Claro que puede ser posible con los sindicatos, unidos en una sola voz por tantas necesidad", recalca y recuerda lo importante de reconocer que se exige el pago de una deuda colectiva. No se trata sólo de ser escuchados, es que de allí, depende la calidad educativa del país.

Otras Noticias