Universidad Fermín Toro cumple 35 años construyendo un mejor país

logo170
El edificio Raúl Quera Silva de El Ujano es una estructura de referencia estadal y nacional

El edificio Raúl Quera Silva, de El Ujano, es una estructura de referencia estadal y nacional.

Con la promoción de los valores humanos, la Fermín Toro sigue siendo atractiva para los estudiantes.

Jhonny Pérez | LA PRENSA DE LARA . - La Universidad Fermín Toro llega a sus 35 años y continúa brindando a la colectividad larense un espacio de formación académica que rompe los paradigmas tradicionales de la educación superior, en el que los estudiantes son vistos como receptores pasivos de información, y no como seres de pensamiento crítico y capacidad comprobada en las distintas disciplinas que en ella se imparten.

Consolidar 35 años ininterrumpidos en la formación de generaciones de profesionales que han pasado por sus aulas no ha sido una tarea fácil. Anteponerse a las adversidades se ha convertido en una filosofía institucional que manejan desde las autoridades académicas hasta el personal subalterno en esta casa de estudios.

La rectora de la UFT, Vanessa Quero Silva, resalta que la universidad no escapa de la realidad que vive el país, pues comparando la jornada de la universidad de unos siete años atrás con la de ahora, es evidente la baja matrícula que tienen; sin embargo, ella destaca que es esa realidad de hoy la que los lleva a valorar aún más el esfuerzo económico que hacen las familias y personas para permanecer en las aulas de clases y optar por "La Fermín" como centro de capacitación superior.

Pedro Briceño, vicerrector académico, enfatizó que el ideal de la universidad siempre ha sido "el construir y construir cada día sueños, proyectos y esperanzas de tantos estudiantes que pasaron, pasan y pasarán por esta universidad para iniciar su profesionalización y así brindar un aporte para el desarrollo del país".

Muchas anécdotas estudiantiles se esconden en las dos sedes que hay en el estado Lara, la de El Ujano que alberga las escuelas de comunicación, derecho y ciencias políticas, y en la de Cabudare en la que se estudian las carreras de ingenierías y administración.

Sentido de pertenencia

Conversar con los trabajadores de la universidad es conocer su amor por el lugar que les brinda de alguna manera la estabilidad financiera para sostener a su familia. Tal es el caso del señor Tomás Macariño, quien ha dedicado 23 años a trabajar en la universidad, él sostiene que así como los alumnos se forman ellos también lo han hecho, replicando las enseñanzas que reciben de profesores y estudiantes en sus hogares, porque en el recinto todos están por aprender.

Alejandrina Rodríguez, de la comunidad estudiantil, afirma que tienen empatía con la universidad. Dijo que para la mayoría de alumnos es su primera opción para estudiar, pese a los sacrificios que deben hacer para costear los semestres, ya que para ellos, por la calidad de educación que brinda la Fermín Toro, no debe escatimarse en gastos.

Otras Noticias