Ganaderos de Torres exigen reforma de ley por casos de abigeato

logo170
El temor cunde en los potreros del municipio Torres por acecho del abigeato

El temor cunde en los potreros del municipio Torres por acecho del abigeato

Piden que se considere la propuesta desde 2020, con más peso en las penas

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La muerte de dos novillos y tres vacas el 21 de abril en el sector "El Empedrado" desesperó aún más a los productores de cinco fincas que desde comienzo de 2024 son afectadas por el abigeato en el municipio Torres. Los matan con armas blancas, sacan el corte y así ya han perdido 17 bovinos, tres caballos y dos burros. Sin embargo, han recuperado a 23 animales que se escaparon malheridos y lograron suturar para trancar la hemorragia. De allí que exigen mayor peso para el castigo de este delito con la reforma de la Ley Penal de Protección a la Actividad Ganadera propuesta desde 2020.

El temor está latente y desde la Sociedad Regional de Ganaderos de Occidente (Sorgo), su presidente, Gustavo Ferrer, precisa la necesidad de actualizar la normativa que data de 1997 y desde 2020 los ganaderos plantearon la necesidad de su reforma para evitar delitos como el abigeato, que hasta ahora puedan ser penados entre 4 a 8 años. "No se ha llevado a primera discusión y es una manera de presionar. Se tenga más fuerzas desde organismos de seguridad y no se sientan atados", señala del rigor que puede tener la denuncia para impedir la impunidad.

Advierte que con el soporte de la protección legal, la denuncia tendrá más peso y no se tendría el temor entre ganaderos de perder sus reses. De allí que buscan el amparo de todas las instancias a las que compete el cuatrerismo, empezando por el apoyo desde Sorgo y de los organismos de seguridad extendido a Prefectura, Alcaldía de Torres y directamente a la Gobernación de Lara. Considera que en el caso de El Empedrado —que desde hace 8 años sufre del abigeato de manera intermitente— por ser limítrofe con Trujillo, también debe tener conocimiento el estado vecino y así el trabajo conjunto de autoridades para frenar la migración de malhechores.

El municipio Torres es 80% agrícola y aporta hasta el 60% de bovinos a Lara, según reportes de 2022. La preocupación desde Sorgo es que ocurra que ganaderos, temiendo por sus vidas, pierdan el interés por la inversión, cuando se conoce de sectores con este tipo de inseguridad.

Tienen miedo

Ellos sólo saben trabajar y en el campo, eso lo confirman ganaderos de El Empedrado, quienes formularon las denuncias ante el Cicpc en Carora y comando del Conas de Trujillo. Temen identificarse y lamentan que transcurrió más de una semana sin detenidos. Mientras este último caso de abril de 2024 dejó en pérdidas por más de $1.000 por el par de novillos y superan los $3.000 en las tres vacas productoras lecheras, así como para la cría.

"Hace dos meses descubrieron a dos hombres infraganti y se los llevaron detenidos, pero luego de esto se ha repetido semanal", se quejó un productor, al precisar que estos hechos no se cometían tan seguido. También le dan puñaladas por la paleta y les toca suturar para evitar que mueran desangradas. Conservan varias fotografías del estado cómo abandonan a estas reses y descapitalizan el patrimonio familiar.

Es un clima de tensión vivido entre las parroquias de Torres, la Manuel Morillo, capital El Empedrado y la Heriberto Arroyo, capital El Paradero. Así lo confirma Javier Oropeza, alcalde de esta jurisdicción larense, al señalar la zozobra en estos sectores que colindan con Trujillo y suelen estar expuestos a una banda hamponil muy peligrosa que suele migrar a suelo larense.

Oropeza llama a la seguridad para la producción ganadera, uniéndose las diversas instancias de gobierno. "Estamos a riesgo de que abandonen sus tierras y sabemos el aporte económico que hacen a la producción, principalmente lechera", recalca y comenta que entre 80 a 90% de la producción de leche se destina a queseras artesanales.

Son ganaderos que tuvieron una relativa "tranquilidad" y que en 2024 reciben varios ataques a la semana. No encuentran cómo protegerse y algunos tratan de pastorear los animales, así como guardarlos antes de las 5:00 p.m. en sus respectivos potreros. Sólo están conscientes que en oportunidades ni siquiera la cerca del potrero pueda evitar el ataque de esos delincuentes que sacan provecho de todo el sacrificio para el cuidado de los bovinos.

Otras Noticias