Lutieres en Barquisimeto se mantienen activos pese a bajas ventas

logo170
Mantienen sus talleres abiertos con reserva de madera y el esmero de dedicarle tres y ms días a la elaboración de un cuatro

Mantienen sus talleres abiertos con reserva de madera y el esmero de dedicarle tres y más días a la elaboración de un cuatro

CaritasPrensa

Yo nací músico y me esmeré por realizar instrumentos, porque quise comprar una guitarra y eran muy caras. Aprendí a hacer cuatros, los hago personalizados y ergonómicos.

Anís Elcure

Un amor que corre por las venas

CaritasPrensa

Uno se mantiene sin decaer y una pieza fina puede tardarse hasta 20 días de elaboración. Todo a su tiempo porque hasta el clima influye con la humedad y suele afectar la pulitura.

Jesús Delepiani

Siempre voy sin prisa

Elaboran cuatros con la misma pasión, pero sólo les solicitan restauraciones

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- A pesar de pocas ventas, Lutieres (Luthiers) de Barquisimeto mantienen sus talleres abiertos con reserva de madera y el esmero de dedicarle tres y más días a la elaboración de un cuatro. Es su pasión, pese a que desde 2017 las ventas bajaron a sólo dos instrumentos, antes comercializaban de 15 a 35 mensual. Ahora las solicitudes son por restauraciones que pueden superar las 10 al mes de estudiantes y músicos de agrupaciones, el conservatorio y particulares.

"De vez en cuando" y "una que otra vez", con un tono de tristeza, así responden en torno a las ventas quienes se dedican desde hace más de 30 años a la elaboración de instrumentos musicales, especialmente cuatros. Se respira el polvillo en sus modestos talleres donde conservan —en su mayoría— piezas de cedro y cuidan al extremo la de palo santo de la India, ideal para cuatros de concierto que superan lo $500, los sencillos cuestan desde $60 en adelante.

Jesús Delepiani tiene 34 años con su taller en El Manteco y señala que sus ventas mínimas eran de 35 cuatros al mes, encargos de 15 para un cliente en Estados Unidos, lo que se ha limitado a casos eventuales de una pieza para regalo. Las restauraciones entre 25 a $30, por fractura, en laterales y en la tapa.

"Yo nací en este arte y es mi vida", señala Anís Elcure con 30 años de experiencia, en la carrera 24 entre calles 9 y 10. Trabaja con cedro y caoba generalmente, se esmera en un instrumento personalizado con piezas únicas y puede tardar hasta 15 días en un cuatro. Con gasoil cuida su madera del comején.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este lunes 29 de abril.

Otras Noticias