Emprendimientos en riesgo ante créditos de particulares

logo170
Desde Atraem aclaran que este tipo de créditos se ha generalizado luego de la pandemia en Venezuela

Desde Atraem aclaran que este tipo de créditos se ha generalizado luego de la pandemia en Venezuela

Economistas aconsejan evitar sucumbir en opciones que superan el 20 % de intereses a pagar en créditos informales

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Emprendedores y microempresarios en riesgo ante por créditos de particulares, con tasas altas de intereses que superan el 20% y que deben pagar a corto plazo. Según economistas, se corre el riesgo de caer en la desesperación contraer una gran deuda y por falta de planificación terminar en la informalidad.

Tal advertencia se desprende de la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios de Venezuela (Atraem), cuyo directivo, Alfredo Padilla, lamenta la proliferación de créditos informales por falta de apoyo bancario, cuyo período de pago puede ser diario, semanal o mensual, pero con el agravante de terminar con la presión de giros sobre intereses por la falta de puntualidad al cancelar. "Sería trabajar exclusivamente para pagar el crédito y se hace por necesidad", señala de la amenaza latente ante los 7 millones de venezolanos en economía informal, de los cuales 3 millones han decidido emprender con esfuerzo y tratando de hacer un negocio sustentable.

Para el economista, Jhon Cisnero, hay que ser realistas y sin desespero "para no caer en particulares ni en función de sus cálculos". Dice que prestamistas hacen ofertas que se deben analizar con base en la planificación del futuro deudor. El emprendimiento deja de ser sostenible cuando "los números no se pueden estirar y menos con la presión de poco tiempo".

La falta de organización puede condenar a la "quiebra" del negocio y de allí lo pertinente del estudio de mercado y saber enfrentarse a la competencia, asegurado en el rendimiento financiero. Todo bien estudiado, desde las compras al mayor, calculando la pertinencia de la inversión de acuerdo con la venta de productos y su rotación cuando son perecederos. El nerviosismo e improvisación sólo dejará pérdida de mercancía. "Se pueden tener varios escenarios y el mejor es salir del pesimista hacia mejor proyección a futuro", dijo Cisnero.

En eso coincide con el economista, Miguel Rojas, quien considera que este tipo de crédito debe ser la última opción y evitar a oportunistas que la "venden" como fácil y práctica, pero con el peligro de revertirse en un compromiso difícil de pagar.

"No se está atendiendo al microempresario por falta de financiamiento", lo recalca por lo poco accesible de préstamos bancarios y más aún para los vendedores informales, a quienes se les hace más difícil a título personal la demostración formal de un movimiento de caja constante.

Economistas ven que en estas condiciones menos emprendimientos salen adelante por valerse de "negocios de oportunidad, de moda", sin preparación de la estructura de costo y falta de ingresos financieros para ser rentables y para cumplir con la carga tributaria municipal y nacional. Es un esfuerzo constante.

Otras Noticias