Parroquias retoman peregrinaje a Santa Rosa

logo170
Los feligreses agradecieron a la Divina Pastora por tantos favores concedidos

Los feligreses agradecieron a la Divina Pastora por tantos favores concedidos

Luego de 10 años sin cumplirse retoman la tradición

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Después de más de 10 años sin cumplirse, se reactivan las peregrinaciones de las zonas pastorales hacia el santuario de la Divina Pastora como agradecimiento de la visita de la patrona sentimental de los larenses a Barquisimeto. 

"Como ella nos visita ahora nosotros queremos devolverle esa visita a ella" dicen los devotos mientras le agradecen a la pastora de almas por los milagros y su protección. 

Este sábado le tocó a siete parroquias de la Zona Pastoral Espíritu Santos, en un recorrido que inició desde las 8:00 a.m., cuando el grupo salió desde la parroquia Nuestra Señora de la Consolidación, ubicada en la urbanización Santa Elena. Con alegría y alabanzas recorrieron a pie la avenida Lara hasta llegar al templo.

Yuly Rodríguez, devota, contó que esta vez quisieron retribuirle a la Virgen todo lo que ella les ha dado, entre eso la visita que la imagen de la Divina Pastora hace cada 14 de enero a Barquisimeto.

Para la Arquidiócesis de Barquisimeto, el propósito de la peregrinación es crear conciencia en los feligreses de que el santuario es un lugar para recibir a peregrinos y que no sólo es epicentro religioso el día de la procesión.

Humberto Tirado, párroco de Santa Rosa, felicitó a los feligreses e indicó que esta es la segunda peregrinación que llega al santuario, luego del retorno de la Divina Pastora.

"Estas peregrinaciones no se hacían desde hace 10 años, pero unimos para esto a las zonas pastorales", dijo el padre.

La eucaristía fue oficiada por el padre Humberto y los sacerdotes que prestan sus servicios en las siete parroquias de la Zona Pastoral Espíritu Santo de Barquisimeto.

María Campos, servidora de la parroquia Consolidación, llama a los jóvenes para que asistan a la iglesia y que les den aunque sea unos minutos diarios a Dios y la Virgen, para que su vida sea más bendecida.

Otras Noticias