Chile afirma que crimen de Ojeda fue organizado desde Venezuela

logo170
El fiscal que investiga el caso de Roland Ojeda pide a Venezuela que detenga a dos implicados que estn en ese país

El fiscal que investiga el caso de Roland Ojeda pide a Venezuela que detenga a dos implicados que están en ese país

Ronald Ojeda, militar retirado del Ejército de Venezuela, fue secuestrado el 21 de febrero

Redacción | LA PRENSA DE LARA.- El fiscal chileno Héctor Barros afirmó que el asesinato del teniente retirado venezolano Roland Ojeda, ocurrido en la capital de Chile en febrero pasado, es un "crimen político" planeado con una organización extranjera desde Venezuela.

Ronald Ojeda, militar retirado del Ejército de Venezuela, fue secuestrado el 21 de febrero tras ser sacado de madrugada en ropa interior del departamento en que vivía en Santiago por personas que simularon ser policías chilenos.

Nueve días después, Ojeda, de 32 años, fue hallado muerto dentro de una maleta que había sido enterrada en una barriada de la capital chilena.

Héctor Barros, coordinador del Equipo de Crimen Organizado y Homicidios del Ministerio Público chileno, confirmó el móvil político que apareció por primera vez el 5 de marzo en la investigación sobre la detención, manejada como secuestro, y posterior homicidio de Ojeda.

"Hemos establecido que esto no fue un auto secuestro ni un secuestro extorsivo, esto fue organizado por el Tren de Aragua con una organización extranjera, en el contexto de crimen organizado, y el perfil de la víctima nos lleva a concluir, entonces, que la única línea de investigación es esa y, por lo tanto, hacemos un requerimiento de asistencia penal internacional a Venezuela para que nos ayuden con la detención de dos ciudadanos venezolanos que están actualmente en ese país", afirmó el fiscal Barros en una entrevista concedida al canal Chilevisión, la noche de este jueves.

La víctima no tenía ninguna relación con el crimen organizado y desarrollaba actividades lícitas en Chile, que le concedió refugio político tras escapar de una cárcel venezolana después de ser acusado de conspiración.

"El perfil que tiene la víctima es un perfil político. Estamos hablando de una víctima que ha participado de acciones en contra del gobierno venezolano y que, en segundo lugar, ha estado detenido nueve meses en Venezuela y se escapó", explicó este viernes el fiscal a cargo de la investigación, Héctor Barros.

"Nunca he dicho que esto es de contrainteligencia, sino que es un delito transnacional que se organizó en Venezuela", precisó Barros.

Dos venezolanos ya han sido individualizados como autores del crimen. La Fiscalía afirma que escaparon casi de inmediato a su país, por lo cual pedirá su extradición.

"En la próxima fase los aspectos internacionales (de la investigación) van a tomar un rol determinante (…) Como gobierno vamos a poner todos los instrumentos que tenemos a disposición en el esfuerzo de hacer justicia en este caso", agregó la ministra Tohá.

Chile llamó el jueves a consultas a su embajador en Caracas, Jaime Gazmuri, tras considerar "un insulto" que el gobierno venezolano negara la existencia del Tren de Aragua, cuyas operaciones se han ramificado en Chile y otros países.

Carolina Tohá descartó por el momento la interrupción formal de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro.

"Si el país se fuera por ese camino en este momento sería renunciar a toda posibilidad de justicia en este caso y es eso lo que vamos a priorizar", afirmó la ministra, consultada por periodistas.

"Esto que ha pasado es importante para Chile. Le damos la mayor gravedad pero también es importante para Venezuela. Los ojos van a estar puestos en su comportamiento", agregó Tohá.

Caso de Ojeda y Venezuela, en los ojos del mundo

Horas más tarde, la ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá, ratificó que el crimen del teniente Ojeda "se organizó desde Venezuela", y aseguró que apoyará al equipo fiscal en su solicitud de asistencia penal internacional.

"Vamos a poner todos los instrumentos que tenemos a disposición, al servicio, de este esfuerzo de hacer justicia en este caso, apoyando a la fiscalía en su solicitud de asistencia penal internacional, a través de gestiones diplomáticas, contactos con las autoridades y también participación con una voz muy clara y firme en los foros internacionales, demandando la colaboración del gobierno venezolano en el esfuerzo de esta investigación", señaló la ministra y adelantó que lo harían a partir de este 12 de abril, en declaraciones reseñadas por La Tercera.

Destacó que un caso este debe tener en el centro la búsqueda de la justicia y que se condene a los responsables.

"No lo hacemos cándidamente, lo hacemos sabiendo que nos asiste la razón, nos asiste el derecho y nos asisten los tratados firmados por ambos países en esta materia. Lo decía recién y lo voy a repetir, esto es muy importante para Chile, pero también es importante para Venezuela. Los ojos del mundo van a estar puestos en su comportamiento. Y como país nos vamos a preocupar también de que así sea".

El 18 de enero pasado se firmó en Caracas un convenio que promueve y mejora la relación sobre colaboración policial entre Chile y Venezuela. Sin embargo, las leyes venezolanas prohíben la extradición de nacionales.

Crimen lleno de incertidumbre

La declaración de la justicia de Chile y la petición a Venezuela ocurre en medio de tensas relaciones entre los dos países, luego de que el canciller venezolano Yván Gil expresó que la banda del crimen organizado "El Tren de Aragua no existe", y por lo cual el presidente Gabriel Boric, crítico de Nicolás Maduro, llamó a consulta a su embajador en Venezuela, Jaime Gazmuri.

El teniente Roland Ojeda, venezolano de 32 años de edad y asilado en Chile desde 2018 tras huir de una carcel militar de Venezuela, fue detenido, en un aparente secuestro, en su residencia en una barriada de Santiago de Chile, por tres hombres vestidos como funcionarios de la Policía de Investigaciones de ese país, el 21 de febrero pasado.

El 1de marzo, su cuerpo fue hallado dentro de una maleta enterrada, luego de ser detenido un joven de 17 años de edad que participó como "avance" en la detención de Ojeda. Es, hasta la fecha, el único procesado por el caso en más de 30 días de investigación. Cinco días después la justicia chilena emitió ordenes de captura a la Interpol contra dos sospechosos que nunca fueron capturados.

Con información de: Diario Las Américas | Sandiegouniontribune | swissinfo

Otras Noticias