Encovi: 82% de los venezolanos sufre inseguridad alimentaria 

logo170
La canasta alimentaria conformada por 60 productos alcanzó los  52523 en enero de este año según datos del Cendas-FVM

La canasta alimentaria conformada por 60 productos alcanzó los $ 525,23 en enero de este año, según datos del Cendas-FVM

CaritasPrensa

Se compra de a poquito y productos que rindan como la harina, granos, queso y huevos

José Dorante

Vendedor

CaritasPrensa

A veces nos toca comer solo dos comidas porque en las ventas nos va mal, nos toca resolver el diario

Joselin Crespo

Venderora

CaritasPrensa

Yo gasto hata 10$ diarios y compro un pedacito de pollo y los granos que no deben faltar en la casa

Carlos Orellana

Vendedor

CaritasPrensa

Uno dice que es puro comida pero en realidad se gasta en otras cosas como los insumos de aseo

Daniel Medina

Vendedor

Los bajos ingresos limitan a los venezolanos al memento de adquirir suficientes alimentos nutritivos para su salud 

Jhonny Pérez | LA PRENSA DE LARA.- En el reciente estudio de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) publicado el 13 de marzo de 2024, precisan que para el año 2023, el 12,2 % de los encuestados en Caracas y nueve ciudades del país en el que se incluye a Barquisimeto, habían pasado hasta una jornada completa sin consumir ni un plato de comida, mientras que el 82% de la población manifestó sentir preocupación por quedarse sin alimentos ante el poco ingreso familiar y elevado costo que presentan los rubros alimenticios. 

El no poder adquirir suficientes alimentos nutritivos para su salud y bienestar general, genera que ese 82% de venezolanos sufra inseguridad alimentaria, según datos de la Encovi. 

"¿Qué comeremos hoy?". Es la pregunta que a diario se apodera de los pensamientos de Joselyn Crespo, una vendedora de café y chucherías que todos los días sale a las 6:00 de la mañana de su casa, ubicada en San Jacinto, para vender sus productos por las calles de Barquisimeto. Sus ventas en días malos es de menos de $8, con lo que logra comprar un kilo de harina, cuatro huevos, un pedazo de queso de menos de 250 gramos y pequeñas porciones de carne o pollo.

Así como Crespo, quienes trabajan en el comercio informal viven la agonía diaria al no saber qué llevar a sus mesas, teniendo como tabla de salvación la compra de alimentos por gramos para poder garantizar la alimentación a sus familias por lo menos dos veces al día.

Manuel Fréitez, quien trabaja como vendedor informal, cuenta que una vez concluida su jornada de trabajo se dirige a una bodega muy cercana a su residencia y pide para llevar 500 gramos de pasta, medio kilo de arroz, unos 100 gramos de café, 200 gramos de queso y la misma cantidad de mortadela, su compra en ocasiones también incluye una "tetica de aceite", más cuatro huevos y unos 250 gramos de lentejas o caraotas.

El economista, Ydhelgard Arangú, explica que hay varios factores que inciden en el nivel de consumo de los venezolanos, tomando en consideración el valor neto que requiere una persona para comprar los alimentos del día a día y del valor de ingreso que tenga.

"El ingreso mensual estable, por lo general en Venezuela está en aproximadamente 200 dólares; sin embargo, esta cifra para aquellos que no cuentan con un trabajo fijo, como los comerciantes informales es compleja, estas personas deben disponer como mínimo de 5 dólares en teoría para resolver el diario familiar, realizando compras por gramos y de alimentos rendidores que puedan cubrir esa necesidad diaria", dice Arangú.

Según datos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación de Maestros (Cendas-FVM), la canasta alimentaria conformada por 60 productos, alcanzó los 535,23 dólares en enero de este año, $48,36 más respecto al año 2023, cuando un hogar con cinco integrantes requería de 486,87 dólares al mes para cubrir sus necesidades de alimentación.

Simón Luis Rodríguez, quien trabaja como carnicero, comenta que a diario un aproximado de cinco personas llegan a su establecimiento para comprar solamente Bs. 30 de carne molida, éste por curiosidad pregunta a los clientes: ¿cómo rinde tan poca proteína?, teniendo como respuesta: "con más agua, papa y tomate". Lo mismo le sucede al vendedor de frutas y verduras, Guaicaipuro Torrealba, quien ha manifestado que muchas personas se acercan a su puesto para comprar hasta la mitad de la cebolla y los tomates de descarte, así como también trozos de verduras que no pasen de Bs. 20.

Explica que en su caso vende aquellas que se les quita la parte mala o que está podrida, pues por el daño salen más económicas. "Pensarán que es mentira lo que digo, pero aquí viene gente para comprar de poquito", explicó Torrealba.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este viernes, 05 de abril.

Otras Noticias