Voluntariado de Fanca se dedica al apoyo a niños con cáncer

logo170
Cada servicio enseña a estos pacientes crónicos que existen motivos para seguir luchando

Cada servicio, enseña a estos pacientes crónicos que existen motivos para seguir luchando

CaritasPrensa

Nos aferramos a la Cristoterapia, porque sólo Dios nos permite seguir

Fátima de Pereira

Pdta. de Fanca

CaritasPrensa

Buscamos seguir sumando más personas con muchas ganas de colaborar

Noraima Martínez

Gte Fanca

CaritasPrensa

Es una enfermedad muy costosa y necesitan de todo el apoyo posible

Dulce Graterol

Trabajo social

A 36 años de Fanca, siguen dispuestos a apoyar a pacientes para enfrentar esta enfermedad crónica

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Una pícara sonrisa infantil y el abrazo a esa madre temerosa ante la vida de su hijo, es suficiente para el voluntariado de la Fundación Amigos del Niño con Cáncer (Fanca), quienes a diario se complacen en formar parte de ese grupo de ángeles que brindan acompañamiento integral para que pacientes y familiares puedan paliar los estragos de esta enfermedad crónica.

Desde hace 36 años brindan atención desde el área psicológica, además de dar aportes en medicamentos, exámenes, espacios para la recreación, hospedaje y aula hospitalaria para esos pacientes de escasos recursos económicos.

Fátima de Pereira, presidenta de Fanca, recuerda los alcances obtenidos y entre sonrisas muestra la complacencia por ayudar. Admite que parten del principio de la solidaridad, esa génesis como grupo que inició el señor Orlando Villamizar, quien vivió esa angustia con un niño diagnosticado con leucemia, pero que logró sobrevivir y hoy tiene 43 años. Vio esa desesperación mayor entre esos padres que no contaban con recursos económicos e invitó a varios amigos para sumar fondos para tratamientos e incluso aportes a radioterapias. No sabía cómo formalizar la fundación y se reunió con directivos de Fanca de Caracas, al lograr cumplir con las indicaciones y la colaboración de allegados, esta ONG comienza a funcionar desde el 4 de febrero de 1988 en la entidad larense.

Ese trabajo permanente de los voluntarios de Fanca está anclado desde el corazón y así lo demuestran con la atención de más de 1.300 pacientes oncológicos durante estas tres décadas, con niños no sólo de Lara sino también de Yaracuy, Portuguesa, Trujillo, Táchira, Mérida y Barinas. No desmayan, porque siempre tienen la mano extendida de empresas, particulares, laboratorios y demás interesados en hacer más llevadero ese trance del cáncer, cada vez más desafiante por los altos costos de medicamentos y el desgaste emocional que corroe hacia lo físico.  

Actualmente cubren a 248 pacientes en tratamiento activo en el estado Lara, algunos casos están recluidos en el hospital del seguro Pastor Oropeza y en el pediátrico Agustín Zubillaga. También siguen atentos a 59 nuevos casos recibidos durante el año 2023. Pereira muestra su preocupación ante la enfermedad pues conocen que hay una prevalencia de casos en niños entre 4 y 8 años de edad. El primer sitial lo mantiene la leucemia linfoide aguda, de afección hemotológica y en la médula ósea, luego siguen los tumores cerebrales, linfomas, entre otros.

Para hacer frente a esta enfermedad cuentan con el acompañamiento profesional de psicólogos y orientadores quienes tienen la paciencia y experiencia necesaria en el manejo de emociones. Estos especialistas están dispuestos a identificarse con cada una de las situaciones y entender los casos, algunos pueden ser más graves con los atenuantes de la pobreza siendo provenientes de zonas rurales. Sin complejos se ponen en los zapatos de esa madre, que calla sus pesares, seca sus lágrimas y ora por la sanación de su hijo.

Lea esta nueva entrega de "Historias que inspiran" en nuestra edición impresa de este viernes, 01 de marzo. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias