Sacerdotes preocupados por la reducción del espacio cívico

logo170
El actual vicario de DD HH de la Arquidiócesis de Barquisimeto padre Raúl Herrera sostiene que el ataque contra el espacio cívico se ha incrementando

El actual vicario de DD. HH. de la Arquidiócesis de Barquisimeto, padre Raúl Herrera sostiene que el ataque contra el espacio cívico se ha incrementando

Ana Uzcátegui I LA PRENSA DE LARA.- Sacerdotes ven con preocupación cómo en el último año en Venezuela el espacio cívico, abierto y pluralista se ha venido cerrando por la persecución y judicialización de voces críticas y defensores de derechos humanos. Rechazan que el Gobierno haya dado un plazo de 72 horas para que representantes diplomáticos de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DD. HH. abandonaran el territorio, y que en los últimos 18 días hayan sido privados de su libertad tres dirigentes de Vente Venezuela y la abogada y especialista en temas militares y de seguridad y defensa, Rocío San Miguel, además de ser retenidos por 48 horas cinco de sus familiares.

"Me parece que todo es muy crítico porque al final estamos en un juego muy confuso en un año electoral, donde existen candidatos inhabilitados, sin reglas claras, sin que pueda haber un grupo de observación internacional, expulsando incluso a funcionarios diplomáticos de la Oficina del Alto Comisionado de DD. HH. que podían servir de observadores. Eso infunde un profundo temor, una opacidad y al final no se sabe bien a qué nos estamos enfrentando como sociedad", opinó el presbítero, Alfonso Maldonado, defensor de DD. HH.

El actual vicario de DD. HH. de la Arquidiócesis de Barquisimeto, padre Raúl Herrera, sostiene que el ataque contra el espacio cívico se ha incrementando desde que en el país la oposición pudo realizar elecciones primarias el 22 de octubre de 2023. Resalta que esos comicios fueron desconocidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), luego en el mes de diciembre el oficialismo intentó distraer a la opinión pública con un referendo por la defensa de la Guayana Esequiba y en enero el parlamento nacional desempolvó el proyecto de Ley de Fiscalización, Regularización, Actuación y Financiamiento de las Organizaciones No Gubernamentales y Afines, que no sólo busca fiscalizar los fondos que reciben las ONG en el país, sino también evitar que se siga difundiendo información sobre la violación sistemática de los derechos humanos en Venezuela.

"A mí me parece que en materia de derechos civiles y políticos, efectivamente se ha venido reduciendo sistemáticamente el espacio cívico que es donde los ciudadanos podemos ejercer nuestros legítimos derechos consagrados en la Constitución, derechos de asociación, derecho a la protesta, derecho a participación de índole ciudadana que tenga que ver con el destino del país, por ejemplo, los procesos electorales. El año pasado, los venezolanos tuvimos una buena noticia que se hicieran unas primarias organizadas por los ciudadanos sin participación del Gobierno, lo cual fue muy bueno por la capacidad de organización y también el respaldo de los sectores de oposición dado a un candidato único. Pero inmediatamente la reacción del Gobierno fue adversa, negar ese proceso", argumentó el sacerdote jesuita.

Aferrarse a valores

Los presbíteros estiman que ante un escenario tan hostil que enfrenta la sociedad civil, ONG y medios de comunicación social en un año electoral, el camino que se debe seguir es no renunciar a los principios democráticos.

"El primer paso es inyectarse una dosis de realismo, no para renunciar, sino para saber jugar en beneficio de la sociedad. Y eso es importante para los medios y para las ONG de DD. HH., que por un lado no pueden callarse, deben seguir documentando, estando presente, pero también distinguir cuando hay acciones que hay que hacer y que tienen una repercusión tanto de hacerla como dejar de hacerla, o cuando puede haber algún tipo de acción o pronunciamiento de algo que no sea tan relevante, pero que sí pueda causar muchos problemas. Son distinciones muy sutiles y complejas que es importante asumirlo no con ambigüedad, sino con mucha conciencia", expresó Maldonado.

El padre Raúl Herrera cree que la población debe seguir organizándose, utilizando el diálogo y la negociación para lograr elecciones libres.

"Tenemos que seguir organizándonos, por supuesto que eso da miedo si se toma en serio que hay una manera de proceder de los cuerpos de seguridad, si no te atacan a ti atacan a tu familia, pero el miedo tenemos que tomarlo como parte del ejercicio ciudadano en un contexto que no es democrático", mencionó.

Resaltó que la Iglesia Católica siempre ha defendido la dignidad humana, el respeto ciudadano y ha propiciado el diálogo, el entendimiento entre los diferentes sectores sociales para poder superar las dificultades del país.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este lunes 19 de febrero.

Otras Noticias

Locales

| comentarios