Poca confianza económica lleva al cierre de transnacionales

logo170
Erradas políticas económicas del Gobierno el retorno de las sanciones y un año electoral lleno de conflictos políticos hace que multinacionales decidan abandonar el país

Erradas políticas económicas del Gobierno, el retorno de las sanciones y un año electoral lleno de conflictos políticos hace que multinacionales decidan abandonar el país

CaritasPrensa

Poder mantener la operación mínima sin producción es un sinsentido.

Aarón Olmos

Economista

CaritasPrensa

Solamente quedaban 60 trabajadores de P&G y decidieron cerrar la planta.

Rafael Montes de Oca

Diputado CLEL

CaritasPrensa

Las industrias siguen trabajando a 36% de su capacidad instalada.

Miguel Rojas

Economista

CaritasPrensa

Las industrias siguen trabajando a 36% de su capacidad instalada.

Joel Segura

Cám. Industrial

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- En Venezuela, desde 2013 han venido cerrando industrias transnacionales por la incertidumbre política y económica que se registra. Uno de los casos recientes fue el cese de operaciones de la planta Procter and Gamble (P&G), iniciando el año, ubicada en la Zona Industrial II de Barquisimeto, que era referencia en la producción de artículos de limpieza y productos de cuidado personal desde 1981. Según informó la Cámara de Industriales del estado Lara, el cierre fue paulatino. Primero fueron paralizando las líneas de producción hasta que en los últimos cinco años se mantenían importando sus propios productos elaborados en sus fábricas de Colombia y México.

Economistas explicaron que son varios los motivos que han hecho que las multinacionales abandonen el país. Desde el primer año de mandato del presidente, Nicolás Maduro, las pérdidas económicas se produjeron por el cambio del dólar de la tasa de Cadivi a 6,30 bolívares a la nueva tasa del Sicad 1 de 11,4 bolívares. Eso generó una desconsolidación de las transnacionales, según explicó Aarón Olmos, economista.

"Las transnacionales con presencia en varios países de América Latina, cuando enviaban su información a la sede central en Estados Unidos o el país originario, los rendimientos que daba Venezuela, sus estados financieros que contenía todas sus operaciones, activas, pasivas, patrimoniales, de ingresos y gastos eran tan bajos e incluso negativos, que se comenzó a presentar la información contable, financiera y de producción por separado. Es decir, la empresa matriz presentaba la información de América Latina y el Caribe sin incluir a Venezuela", contó.

Las multinacionales comenzaron a manejar estructuras de costos más bajas tratando de producir sin disminuir la calidad, llegaron a modificar los empaques, el tamaño de sus productos, optaron por liquidar a obreros, personal técnico, luego cerraron líneas de productos manteniéndose con el mínimo de operaciones hasta sucumbir y liquidar sus activos para pagar deudas. Además de P&G, por ese proceso ha pasado la Brahma, Cargill, que también tenían plantas en Barquisimeto, Clorox, General Motors, Kellogg's, entre otras.

El país pasó de 2013 a 2020 por un proceso de control de precios y escasez de materias primas que fue un duro golpe para las transnacionales. El economista, Miguel Rojas, explicó que estas empresas también tuvieron problemas para sacar sus capitales del país. "Las ganancias que generaban se les hizo muy difícil sacarlas, por el tema del diferencial cambiario que el Gobierno en un momento comenzó a aplicar y no permitía que las empresas se llevaran sus rentas", comentó.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este miércoles, 14 de febrero. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias