Morales Divo: el milagro que llevará a JGH a la canonización

logo170
José Gregorio Hernndez con su labor se convirtió en un médico respetado y querido por su dedicación a los pobres

José Gregorio Hernández con su labor se convirtió en un médico respetado y querido por su dedicación a los pobres

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- La bendición recibida por Morales Divo: un testimonio conmovedor del empresario venezolano que allana el camino hacia la santidad del Beato José Gregorio Hernández, meses atrás, luego de haber participado en algunas celebraciones, el empresario venezolano Gonzalo Morales Divo, residenciado en Miami, con un diagnóstico que lo acercaba a la muerte sufrió una falla multiorgánica, que comprometió el corazón, hígado, riñones y cerebro, por lo que los médicos debieron mantenerlo durante unas semanas en coma inducido, para salvarle la vida y evitarle un derrame cerebral.

En su estancia en el centro hospitalario el paciente Gonzalo Morales Divo, vio la imagen del doctor José Gregorio Hernández, en dos ocasiones previamente a su curación sin explicación médica alguna y contra todo diagnóstico, reseña El Nacional.

Afortunadamente, con el paso de los días, el empresario logró reponerse parcialmente con cierta rapidez, aunque presentaba problemas de coordinación, motricidad y en el habla. Los médicos presumían que el daño cerebral podría ser irreversible e irreparable.

Meses después, luego de varias sesiones de fisioterapia, el empresario empezó a caminar, a hablar con mayor soltura, hasta encontrarse en la actualidad totalmente recuperado.

José Gregorio Hernández con su labor se convirtió en un médico respetado y querido por su dedicación a los pobres. Fue un hombre de profunda fe católica, combinando su práctica médica con actos de caridad y una vida espiritual comprometida, es una figura destacada en Venezuela y en la comunidad católica.

El beato Hernández es venerado en Venezuela y otras partes de América Latina no solo como un médico competente, sino también como un modelo de compasión y humildad. Su posible santidad representa un símbolo de esperanza y fe para muchos.

Su canonización, si ocurre, sería un evento significativo, no solo para Venezuela sino también para la Iglesia Católica en Latinoamérica, demostrando un reconocimiento a la santidad vivida fuera del ámbito clerical tradicional.

Fuente: El Nacional

Otras Noticias