El VPH, la principal causa del cáncer de cuello uterino

logo170
Especialistas lamentan la falta de control que muchas veces termina transformndose en estadios avanzados

Especialistas lamentan la falta de control que muchas veces termina transformándose en estadios avanzados.

Guiomar López I LA PRENSA DE LARA.- Se escucha mucho acerca del Virus de Papiloma Humano (VPH), pero se desestima que sigue siendo una de las principales causas del cáncer de cuello uterino. Especialistas estiman entre 60 a 80% su prevalencia en consultas ginecológicas y lamentan la falta de control que muchas veces termina transformándose en estadios avanzados y puede desencadenar en la muerte. Piden evitar los factores de riesgo, como infecciones de transmisión sexual, tabaquismo y demás hábitos que implican el peligro, así como la pertinencia de la inmunización desde temprana edad.

Son llamados debatidos entre la responsabilidad personal o falta de información y lo poco accesible del control en el sector público, cuando la consulta, citología, colposcopia y ecografía suelen superar los $100 en centros privados. Además que Venezuela sigue a la espera de la inclusión de las vacunas contra el VPH en el programa nacional de inmunización, porque sólo están disponibles en determinados consultorios.

"Tenemos que entender que el VPH es una lesión maligna y tiene varios tipos, todos necesitan del control permanente", señala la ginecobstetra Isabel Torres, al insistir que desde la Sociedad Anticancerosa de Barquisimeto comienzan el año con esa campaña de concienciación, considerando que enero es el mes de llamado a la prevención. Se recuerda que el cáncer puede curarse cuando se tiene un diagnóstico temprano y sólo ocurre cuando la paciente cumple con su control anual, el cual suele ser semestral, de acuerdo con la exigencia del especialista.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este lunes 28 de enero

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias

Nacionales

ONG pide erradicar la minería ilegal en Venezuela

| comentarios