Fundación Taormina Guevara rinde tributo a la maestra

 Lorena Rojas LA PRENSA de Lara-. Las bailarinas están listas, sus delicados trajes les quedan a la perfección en sus cuerpos, los tutus resaltan pero su elegante figura y su técnica es lo que más destaca al interpretar una pieza. Ellas están dispuestas a seguir proyectando esta disciplina bajo la tutela de profesoras quienes han compartido con una de las pioneras del ballet, Taormina Guevara que en su momento creó una fundación para velar por la danza clásica.

Esta fundación lleva el nombre Taormina Guevara y acaba de cumplir sus 50 años. Desde su nueva directiva buscan retomar nuevamente el sueño de Taormina ideado cuando tenía 20 años como docente pero ahora recolectando testimonios, anécdotas y bienes tangibles de la bailarina como sus primeras zapatillas, trajes y fotografías para el conocimiento de las nuevas pupilas en el ballet.  

 Esta nueva junta se conformó en 2017 con Olga Marelli Reyes de Braidi, Laura Bozzetto, Andreína Dappo y Leila Cordero de Saldivia quienes con su formación y pasión por el ballet han asumido el compromiso de hacer crecer el reconocimiento de una de las máximas exponentes de esta disciplina, además de ser Leila la primera alumna de Guevara.

 "Decidimos conmemorar estos 50 años con estas actividades y para el próximo mes tenemos otras planificadas" expresó Andreína Dappo haciendo referencia al conversatorio que realizaron, que más que ser un conversatorio se convirtió en una tarde de reencuentro entre amigas, el taller de técnica clásica con la metodología de Vaganova y una gala donde la puesta en escena estuvo encabezada por Ballet de La Mar, El Ballet Clásico de Luisa Suárez, Pirouettes Ballet con los invitados especiales de Kambalache y Top Dance.

¿Cómo nace la fundación?

Taormina tenía muchos deseos de que se preservara en el país la danza clásica, es por ello que como pionera de este estilo en 1949 cuando regresa a Venezuela de los Estados Unidos funda su escuela de ballet de Barquisimeto, gracias a un tío que la motivo a que la creara en la ciudad crepuscular.

Ya cuando tenía 20 años como docente crea la fundación para que no se perdiera su obra "El objetivo primordial de la Fundación es que no desaparezca el Ballet Taormina Guevara y continúe a través de los años como una tradición, ya que Venezuela es un país sin tradición en cuestión de danzas, como pioneros en este arte, debemos llevarla adelante a pesar de los pocos recursos" palabras de Taormina Guevara según lo reseña el Diario El Impulso en 1982.

 Es por ello que la fundación quiere seguir continuando con el legado de Taormina y que se promueva la enseñanza de esta disciplina, tal y como ella lo quiso.

 "Estamos enfocados en hace rescatar, promover y hacer honor a la razón de Taormina" dice Dappo, razón por la cual fueron contactados los ballet que estuvieron en la gala.

 El Ballet de La Mar es una academia la cual está dirigida por la profesora Blanco Maira Yaguré quien fue discípula de Taormina además de tener una gran trayectoria como bailarina.

Por su parte el Ballet Clásico de Luisa Suarez quién también fue una alumna destacada de la maestra Taormina Guevara con quien viajó a Nueva York para optar por una beca, y el ballet de Pirouettes el cual está dirigido por Nilze Anzola y Gabriela Freitez quienes por su pasión en el ballet y acompañamiento de Taormina crearon esta prestigiosa academia.

"La idea es recolectar los diferentes géneros de danza, para poder hacer la unión de ellas" afirma Laura Bozzeto es por ello que también participaron las academias Kambalache y Top Dance que aunque manejan géneros diferentes siguen la misma línea de Taormina al poder fusionar la danza clásica con la contemporánea.

Velar por el ballet

En pro de que el ballet siga por décadas en el estado la fundación esta creado un diseño curricular el cual se establecerá niveles y edades para que las niñas que decidan ser bailarinas se les prevengan las lesiones.

"Se hará un diseño curricular en niveles el cual estaremos inscribiendo en el ministerio de educación, los ballets lo están haciendo y así podremos unificar cuales son el primer, segundo y tercer nivel" comenta Laura Bozzeto

Sobre Taormina

Con una voluntad soñadora, una elegancia que se desbordaba en cada pieza y unos imponentes ojos color esmeralda, Taormina Guevara nace un 22 de noviembre de 1925, su pasión por el ballet la comenzó a expresar desde los 9 años y es por ello que comienza sus estudios en Caracas en el Ballet Sttefy Stahal, donde compartió seis años de aprendizaje llegando a ser maestra asistente.

Ella fue la primera venezolana becada para estudiar en los Estados Unidos en el ballet Arts del Cornegie Hall danza, convirtiéndola en pionera en el estado y en centro occidente creado su propia escuela de ballet y posterior a ello fundando el Departamento de Danza Ritmica y Folklórica, trabajando como profesora de Gimnasia Rítmica y Danzas escolares en distintas escuelas del estado Lara.

 Taormina crea su escuela y no continua siendo una bailarina profesional como se había planteado porque sufre un accidente en una presentación en New York, la cual era en pareja y al parecer su compañero no la sostuvo con la fuerza suficiente, ella cae y tiene una lesión en el menisco ?parte de la rodilla- que para ese entonces la deja fuera de los escenarios, es por ello que decide dedicarse a la docencia y formar a otras bailarinas con sus conocimientos.

Luego de una trayectoria transcendental dentro de las artes venezolanas fallece el 11 de septiembre de 1985 a los 60 años dejando un legado insuperable dentro de la danza nacional.

 Trabajo de todos los días

 Una bailarina bailarina de ballet no solamente es una chica bonita que baila en el escenario con un tutu, esta disciplina va más allá de lo delicadas que las podemos ver.

 La disciplina implica trabajo y sacrificios para ser una profesional "esta es una carrera como cualquier otra, hay que enfocarse y decidir si ser bailarina o tomar otra profesión" asegura Laura.

Para ser bailarina profesional se requiere de exigencia, elegancia y mucha práctica, demostrando educación y bienestar en general. Este estilo de vida puede llegar a ser estricto y difícil, pero con la organización correcta en largos ensayos se crea la belleza de este gran movimiento artístico.

 A diferencia de otras danzas, en el ballet cada paso esta codificado. Todo el cuerpo de la bailarina está en una conjunción simultánea de dinámica muscular y también mental, que debe expresarse en total armonía de movimientos. Eso es lo que hace bello a esta danza, la expresión y las emociones que pueden transmitir los bailarines en una función.

 Los bailarines que son profesionales tienen una dieta estricta como también una rutina de ejercicios para mantenerse en la mejor forma. A ellos se les exige mucho en su forma de alimentarse, debido a que sin una dieta bien hecha no pueden tener la energía para ensayar.

 Además de que la preparación es constante y no hay descansos como se suelen ver en otras disciplinas ya que mientras más se le dedique tiempo se ira perfeccionando cada vez más la técnica y así mismo podrán lucirse cuando estén en escena.

 Tip: Los artistas diseñaban para Taormina sus trajes y escenografías