El papa bautiza a 16 niñas y niños en la capilla Sixtina

logo170
Romeo Cecilia Matteo Vittoria Bianca Giulia Leonardo y Francesco son algunos de los nombres elegidos para los niños bautizados

Romeo, Cecilia, Matteo, Vittoria, Bianca, Giulia, Leonardo y Francesco son algunos de los nombres elegidos para los niños bautizados .

EFE | LA PRENSA DE LARA.- El papa Francisco destacó hoy la importancia del bautismo, un sacramento por el que se recibe "el regalo más bello, el de la fe", durante la ceremonia en la que bautizó a 16 niñas y niños, sus "verdaderos protagonistas", que llenaron de llantos por un día la solemne Capilla Sixtina.

Esta ceremonia, cargada de ritos, rememora el bautizo de Jesús en las aguas del río Jordán y es una de los pocas que tienen lugar en la Capilla Sixtina del Vaticano, bajo los espectaculares frescos de Miguel Ángel y el lugar donde se celebran los cónclaves para elegir al papa.

Romeo, Cecilia, Matteo, Vittoria, Bianca, Giulia, Leonardo y Francesco son algunos de los nombres elegidos para los niños bautizados este domingo por el pontífice, entre los que había incluso una pareja de gemelos.

"Estamos aquí para bautizar, para dar precisamente el regalo de la fe a nuestros niños, que son los verdaderos protagonistas de esta ceremonia", así que "pueden gritar, andar, ellos mandan, porque es su fiesta", dijo Francisco en una breve homilía improvisada dirigida a los padres y padrinos de los pequeños todos ellos empleados del Vaticano.

Tras destacar que los pequeños "recibirán el regalo más bello, el de la fe, el del Señor", el pontífice mostró su gratitud a los progenitores de los bautizados por hacerlos entrar en la Iglesia y les pidió que les recuerden esta fecha cada año, porque es "como un nuevo cumpleaños" que supone el "renacer a la vida cristiana"

"A vosotros, padres y padrinos, os deseo que ayudéis y acompañéis a estos niños, les ayudéis a crecer porque es un modo de ayudar a que la fe crezca en ellos, gracias por vuestro compromiso, por traelos aquí para recibir la fe", les dijo.

E insistió en que los pequeños deben sentirse cómodos durante una ceremonia que les pertenece: "Si lloran, porque por el momento están callados, pero basta con que uno dé la nota y empiece el concierto, déjenlos llorar", dijo con simpatía.

Información: EFE, Ciudad del Vaticano, 7 ene.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias