Waraos piden investigar muerte del sacerdote Josiah K'Okal

logo170
El cadver del misionero desaparecido fue hallado colgado de un rbol

El cadáver del misionero desaparecido, fue hallado colgado de un árbol

El padre keniano K'Okal, de 54 años, residía en Venezuela desde 1997

EFE | LA PRENSA DE LARA.- La comunidad indígena Warao de Venezuela pidió una investigación "seria y creíble" sobre la muerte de un misionero católico, el keniano Josiah Asa K'Okal, informó este miércoles la Agencia para las Obras Pontificias Misioneras (Fides).

El cadáver del misionero, desaparecido el 1 de enero, fue hallado por la policía el día siguiente colgado de un árbol en una zona boscosa en Guara, en el estado Monagas.

Según indica Fides, el religioso fue visto por última vez saludando a los habitantes del poblado de Janokosebe en un tramo de la autopista nacional que recorría desde la casa que la congregación Misioneros de la Consolata tiene en la localidad venezolana de Tucupita.

El religioso se movía sin su documento de identidad ni su teléfono y en bicicleta, un medio que utilizaba habitualmente ya que "solía hacer actividad física" por su pasado maratonista en Kenia.

"Querido hermano, que tu alma descanse en paz. Gracias por tanto amor por esta tierra venezolana, gracias por ser un gran misionero", escribió la congregación de misioneros en su página de internet.

El padre K'Okal, de 54 años, residía en Venezuela desde 1997 y desde 2006 se dedicaba al estudio de la lengua y la cultura del pueblo indígena Warao.

Reconocido como el misionero "de la gran sonrisa", los indios Warao destacaron "la cercanía y el diálogo" del religioso y "su dedicación y servicio al pueblo venezolano". 

Información: EFE, Ciudad del Vaticano, 3 ene.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias