Farmatodo, una empresa fundada en Lara que conquistó a Colombia

logo170
Farmatodo llegó a Colombia en 2008 después de 12 años de pensar en qué país podían probar esta marca

Farmatodo llegó a Colombia en 2008, después de 12 años de pensar en qué país podían probar esta marca.

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- La primera farmacia de Farmatodo que se fundó en Venezuela se llamó "Farmacia Lara" y estaba ubicada en Carora, municipio Torres. En 1918 era una simple botiquería manejada por sus dueños, Rafael Zubillaga Perera y José Luis López Morandi. Con el tiempo se transformó en droguería, y en el año 1985 cambió tanto que se convirtió en la "casita azul" que se ha venido multiplicando por 22 estados del país y 60 municipios. Hace 15 años, el modelo de negocios migró a Colombia logrando conquistar la cultura de los consumidores neogranadinos, siempre manteniendo su identidad.

Durante el Foro: Venezuela Experiencias Positivas, desarrollado por el diario La Prensa de Lara y la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio (Cavespa), el pasado 10 de noviembre, Doralys Guilarte, gerente de Relaciones Corporativas de Farmatodo, informó que actualmente existen 102 farmacias Farmatodo en Colombia. Es una de las empresas venezolanas que está dentro de las 400 empresas más grandes de Colombia, y en los últimos años también se han expandido hacia Argentina.

"Farmatodo llegó a Colombia en 2008, después de 12 años de pensar en qué país podían probar esta marca. Escogimos Colombia porque tras evaluarlo en ese momento el entorno social como económico era muy favorable. Es un país que está al lado de Venezuela y eso en términos logísticos para un plan, que para ese momento era un sueño nos favorecía", señaló. Los dueños de la marca y sus talentos humano estaban convencidos de que si lograron una empresa con tanto prestigio en Venezuela, logrando posicionarse como la número uno en autoservicio especializada en productos para la salud, belleza, cuidado personal y cuidado del bebé, también podían tener éxito en el vecino país, pero luego de haberse instalado en Bogotá, los primeros años no fueron fáciles.

"La casita azul de Farmatodo era igual de vistosa en Colombia, pero los clientes de allá no entendían que esto era una farmacia. La gente no entendía por qué en una farmacia había productos de belleza, de bebé, limpieza y misceláneos. Luego les parecía extraño que una farmacia tuviese cosas que para nosotros eran tan normal, como que tuviera un estacionamiento, autoservicio, luz, jardines, incluso hasta servicios de toma de presión arterial, incluso hilo musical en los pasillos. Y quizás la decisión más fácil era cambiar este modelo de acuerdo a la mente del consumidor colombiano. Pero en vez de frenarnos, por eso lo que hicimos fue contarle al colombiano que Farmatodo le agregaba el valor a la experiencia de ir a la farmacia, comenzamos a resaltar esos elementos diferenciadores", indicó.

Uno de los servicios que comenzó a ser visto con buenos ojos por el consumidor colombiano es la presencia de personal farmacéutico. En Colombia no se necesita farmacéuticos para operar una farmacia, pero en Venezuela sí. Incorporaron a profesionales en esa área o a químicos que en ese país es el equivalente y las personas vieron como una gran novedad recibir la asesoría académica de un personal calificado.

Según Guilarte, las claves para la internacionalización de Farmatodo fue entender que aunque el modelo de negocio había sido exitoso en Venezuela, no sólo con esto bastaba para conquistar un mercado extranjero. "Lo fundamental es conocer muy bien al cliente. Luego hay que recordar la identidad de la empresa, no tratar de amoldarte 100% a la cultura de consumo en el exterior, pero sí tratar de convivir entre lo que eres tú como marca y lo que espera el cliente de ti. Hay que comunicar muchísimo. Nos enfocamos con el tema de la publicidad, pero yo tengo que saber qué espera el cliente, qué quiere el cliente para yo incluirlo en mi proceso de comunicación", refirió. En Colombia, actualmente hay 102 Farmatodo, prestan un servicio las 24 horas como lo hacen en Venezuela, y cada una de estas cadenas tiene un promedio de 50 trabajadores con turnos rotativos, lo que quiere decir que se han convertido en la farmacia que más empleo genera en el vecino país.

Atención al cliente

Una de las características que tiene el modelo de negocio Farmatodo es que forma a sus trabajadores en atención al cliente. "La premisa en Farmatodo es que lo primero para tú asegurar y contribuir con el bienestar de otro es que debes buscar primero tu bienestar. La empresa cuida todos los aspectos que son atribuibles en términos del empleo, impulsa, revisa, y acompaña todo el tiempo a sus trabajadores para asegurarse que estén bien. Un empleado feliz es un empleado que trabaja bien. El empleado que trabaja bien siempre va a prestar el mejor servicio", comunicó.

El propósito principal que tienen es asegurar productos asequibles y de calidad a las personas, incluso colocando Farmatodo cada vez más cerca de sus clientes. Como principal objetivo que tiene la familia Farmatodo es lograr ser la farmacia número uno de Latinoamérica, por eso siguen evaluando diferentes geografías. "Un valor que nos identifica es la excelencia a las operaciones y a los procesos. Nosotros no nos conformamos con llegar a la meta, buscamos lograr exceder las expectativas del cliente todo el tiempo", manifestó Doralys Guilarte.

De acuerdo con la revista Forbes, en Colombia, en el año 2019 Farmatodo alcanzó ingresos de 465.370 millones de dólares, según la Superintendencia de Sociedades de ese país. En Venezuela siguen creciendo, y actualmente cuentan con 185 sucursales.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias