Falta de políticas y conciencia acaba con monumentos y murales

logo170
En el Monumento al Sol los paneles dispuestos en forma transversal presentan manchas de pintura

En el Monumento al Sol los paneles dispuestos en forma transversal presentan manchas de pintura

CaritasPrensa

La preservación debe venir tanto de los gobiernos como del ciudadano.

Claudia Rodríguez

Arquitecto

CaritasPrensa

Se debe por lo menos hacer un buen mantenimiento a las obras una vez al año.

Romel Escalona

Cronista

CaritasPrensa

Los daños a los monumentos a veces vienen de parte de las mismas personas.

María Jiménez

Ama de casa

CaritasPrensa

Los mismos indigentes dañan estos trabajos, llenándolos de orina.

Pedro Moya

Trabajador

Jhonny Pérez | LA PRENSA DE LARA.- El deterioro progresivo de los monumentos y obras artísticas que hay en Barquisimeto se debe a la falta de políticas públicas, sumado a la inconsciencia ciudadana de quienes vandalizan estos espacios al rayarlos, ensuciarlos e incluso convertirlos en baños públicos. Artistas, arquitectos y cronistas aseguran que es urgente crear planes de mantenimiento e informativos para que los barquisimetanos comiencen a valorar estas áreas que ayudan a marcar la identidad larense.

La arquitecto, Claudia Rodríguez, explica que estas políticas deben contener por lo menos el mantenimiento de las obras una vez al año de manera obligatoria, pues esto contribuiría a su resguardo en el tiempo, además considera que debe existir una penalización para quien las dañe. Su visión va más allá, pues insiste en que también debe existir un plan de conciencia donde se identifique la obra y se muestre su historia. "Nadie valora lo que no conoce", comenta.

Rodríguez explica que Barquisimeto cuenta con grandes monumentos y murales que hacen que la ciudad se convierta en un atractivo artístico que se mantendría si se insertaran estos dos factores para garantizar su preservación. "La gente no sabe el valor que tiene el monumento o el mural, hasta las mismas autoridades lo desconocen. En estas obras los artistas deciden sacar de sus catálogos su inspiración para embellecer la ciudad, pero los ciudadanos también contribuyen en su deterioro, pues no protegen estos monumentos porque no conocen quiénes son", manifestó Rodríguez.

Para el cronista, Romel Escalona, la preservación de las esculturas, monumentos y representaciones deben ser producto de la unificación de esfuerzos de todos aquellos quienes aman el arte plasmado en la ciudad. "Debemos crear conciencia de que es parte del patrimonio de la ciudad y por ende nos pertenece, pero también el gobierno local debe insertar la restauración y mantenimiento de los mismos".

En un recorrido hecho por LA PRENSA, se pudo observar cómo en el Monumento al Sol Naciente los paneles dispuestos en forma transversal presentan manchas de pintura, además algunos están corroídos en la base. En el caso de la Redoma de la Divina Pastora, que lleva al pueblo de Santa Rosa, algunas lajas están levantadas, mientras que el mural de la virgen en la Venezuela con calle 22 ya ha perdido su brillo.

.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias