Bradley Cooper sale a buscar el Oscar por su película "Maestro"

logo170
Del director Bradley Cooper Maestro es una poderosa historia de amor y música

Del director Bradley Cooper, "Maestro" es una poderosa historia de amor y música

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- La temporada de premios es muchas cosas, pero por encima de todo, es una cada vez menos sorprendente época de búsquedas desesperadas y largometrajes hechos con la única finalidad de ganar premios. Los hay excelentes, horribles y muchos, la mayoría, irrelevantes. Cuanto más se nota la especulación, menos simpáticas y tolerables son las producciones. A veces uno quisiera que no existieran los premios, así los cineastas podrían concentrarse solo en la película en sí misma. Maestro es la biografía cinematográfica del compositor, pianista y director de orquesta Leonard Bernstein. El resultado es, una vez más, un largometraje hecho para los premios.

De la misma forma que las películas deberían no especular, nuestra mirada sobre ellas tampoco debería hacerlo. Así que pasemos al largometraje que se estrenó en Netflix y que en 130 minutos narra la vida de Bernstein (Bradley Cooper) a partir de su primera oportunidad de dirigir la Orquesta Filarmónica de Nueva York como reemplazante, cambiando para siempre su vida y la de la música en Estados Unidos. Lo que sigue es un acompañamiento de su carrera profesional y al mismo tiempo de su vida privada, particularmente su matrimonio con la actriz Felicia Montealegre (Carey Mulligan), los hijos que tuvieron juntos y las tensiones provocadas por la bisexualidad de Bernstein no abiertamente declarada al mundo.

El film mezcla el blanco y negro con el color, un recurso bastante conocido para las biografías que aquí resulta elegante y sin mayores sobresaltos, salvo por alguna escena saturada y absurda en el epílogo del largometraje. La música, claro, es de Leonard Bernstein y el título intenta incorporarla dándole imágenes que la expliquen o la justifiquen. Queda claro que la música es mejor, pero al fin y al cabo ambas se suman. Muchos cineastas, como Martin Scorsese, Wes Anderson les han dado a las partituras de Bernstein un acompañamiento visual mucho más notable. Si se los compara con ellos, Bradley Cooper como director hace un trabajo bastante mediocre. A pesar de algunos esfuerzos visuales para mostrar que está detrás de cámara, no solo delante.

Está producida por Steven Spielberg y Martin Scorsese, dos realizadores que en algún momento estuvieron a punto de dirigirla. Spielberg le dio la aprobación al protagonista, Bradley Cooper, que también está entre los productores, para que fuera finalmente el director. Cooper ya había mostrado oficio en su ópera prima como realizador Nace una estrella (2018). No hay forma de saber qué hubiera hecho Steven Spielberg en su lugar, pero a juzgar por cómo se acercó a uno de los trabajos previos de Leonard Bernstein, West Side Story (2021), todo hace sospechar que hubiera sido mejor que lo que hace Cooper. Ni hablar de Martin Scorsese, un director que ha mezclado música y cine como pocos en toda la historia del cine americano. Bradley Cooper, poco a poco, construye una carrera como director, además de actor, productor y guionista.

Fuente: Infobae.

Otras Noticias