UE cierra pacto migratorio en año récord de llegadas irregulares

logo170
Existe entre la población europea la impresión de que los gobiernos no saben cómo gestionar la migración

Existe entre la población europea la impresión de que los gobiernos no saben cómo gestionar la migración.

EFE | LA PRENSA DE LARA.- En coincidencia con un aumento de las llegadas de migrantes en situación irregular y de refugiados a la Unión Europea, los Veintisiete lograron esta semana, después de largas y difíciles negociaciones, cerrar un acuerdo sobre el pacto europeo de migración y asilo, que busca gestionar los flujos de manera ordenada.

Tras el parón que impuso la pandemia de covid, las rutas migratorias de entrada a la UE recobraron en los últimos meses de 2023 el ímpetu de hace unos años.

Según la agencia Frontex, hubo más de 355.000 cruces irregulares en las fronteras exteriores de la UE entre enero y noviembre de 2023, el nivel más alto desde la crisis de los refugiados de 2015 y 2016.

A la vez, las cifras de solicitudes de asilo se dispararon, con más de 123.000 sólo en octubre y, por segundo mes consecutivo, se registraron los niveles más altos desde la crisis de los refugiados.

Continuaron asimismo las llegadas desde Ucrania con motivo de la guerra y hay ya en la UE 4,3 millones de personas procedentes de ese país que disfrutan de una protección temporal.

Lucía Salgado, del Instituto de Política Migratoria (Migration Policy Institute), un laboratorio de ideas independiente, explicó a EFE que existe entre la población europea la impresión de que los gobiernos no saben cómo gestionar la migración y "esto ha creado importantes crisis políticas en muchos países de la UE", explica.

"El gobierno de Países Bajos cayó el pasado julio por la política de asilo y partidos de extrema derecha con posiciones muy duras contra la migración han logrado importantes victorias en países como en Alemania, Suecia, Italia y en Países Bajos", añade Salgado.

Esos cambios políticos tendrán también un impacto "seguramente en las elecciones europeas", que se celebrarán en junio de 2024, augura.

Para Salgado, aunque el pacto migratorio y de asilo "no es perfecto", al menos "es práctico y, sobre todo, mejor que la alternativa de no llegar a un acuerdo y que los países sigan tomando medidas unilaterales", incluido el cierre de fronteras en el espacio de libre circulación Schengen o pactos como el reciente entre Italia y Albania para gestionar las solicitudes de asilo fuera de la Unión.

El pacto "ayudará, pero no es el acuerdo perfecto y no va a resolver en general el problema de que a veces no es equitativo el reparto de solidaridad", advierte.

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar (PSOE), presidente de la Comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara y ponente de una de las piezas legislativas del pacto, señaló a EFE que el principal beneficio de sacarlo adelante es "el mensaje de que Europa se ha puesto de acuerdo en establecer un sistema de reglas (...) para poner fin a la dinámica de la que venimos, que es insostenible".

No obstante, precisa, "este sistema, cuando entre en vigor, continuará necesitando de algunas políticas complementarias, como es la lucha contra el tráfico de personas", así como "el fomento de las vías regulares y legales de inmigración hacia Europa".

Y ello se deberá completar, añade, con la "dimensión exterior", es decir, el desarrollo, a través de la diplomacia, de acuerdos con los terceros países de origen y tránsito.

Información: EFE, Bruselas, 22dic.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias