Cambio de directiva sería el inicio del fin del rojinegro

logo170
La nostalgia fue lo que quedó en la afición luego de ms de un año sin fútbol de primera división

La nostalgia fue lo que quedó en la afición, luego de más de un año sin fútbol de primera división

Víctor A. Rodríguez | LA PRENSA DE LARA.- Los cambios en la directiva del Deportivo Lara fueron el principio del final del club, quien dejó en "luto" a una afición que aún siente nostalgia cada fin de semana al no tener su equipo en la primera división del Futve.

Poco más de un año de la desaparición del conjunto "rojinegro", y un 2023 oscuro para los guaros, quienes se quedaron sin uno de sus tres equipos profesionales (los otros son Guaros y Cardenales de Lara), doloroso para los que tenían la fortuna de asistir a los estadios y disfrutar del deporte profesional en béisbol, baloncesto y fútbol.

A mediados del año 2022 llegaría lo que nadie se esperaba, que era el principio del final para el Deportivo Lara, un equipo que tenía vigencia en primera división desde el año 2007 (del 2007 al 2009 como Guaros de Lara FC), y en el presente año no hay ni rastros del club.

El 8 de marzo de aquel 2022, el entonces presidente del "rojinegro", Daniel Villasmil, quien habría precedido al que es hoy presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jorge Giménez, le dejó el cargo de mandamás del club a Khalil Yusef, un empresario un tanto desconocido en el entorno del balompié nacional.

Ese día fue presentado oficialmente, pero nadie se esperaba que sería el principal señalado como culpable de la desaparición del equipo.

La polémica comenzó a salir a flote en los meses de julio, cuando jugadores y personal administrativo y de comunicación asomaban los meses de deudas que venían acarreando y que la respuesta sólo era "se está trabajando en ello", pero nunca llegaron los pagos.

Así terminó de transcurrir la temporada que contó con distintos cambios de entrenadores (comenzó Jorge Durán, lo siguió Eder Mancilla, luego Eduardo Saragó que duró sólo una semana como DT y terminó Jesús Ortiz, quien salvó al equipo del descenso deportivo).

Con la llegada de Saragó al club larense comenzó una inevitable esperanza de que los buenos resultados comenzaran a llegar, ya que la nostalgia de la primera y única estrella del Deportivo Lara llegó a manos del estratega caraqueño en el 2012.

Sin embargo, fue cuando inició el desastre de la institución, ya que las deudas comenzaron a tomar fuerzas y Saragó se marchó una semana después de haber llegado porque "las condiciones iniciales por las que aceptamos sentarnos en el banquillo no pudieron ser cumplidas", expresó en referencia a las deudas.

Yusef y el equipo se rodeó de mucho hermetismo hasta que abandonó el cargo, dejando deudas que superaban el millón de dólares, según rumores (nunca salió oficialmente la deuda que dejó), Khalil abandonó el país y se "lavó las manos" dejando al estado Lara sin fútbol de primera división.

Nostalgia

Sólo los recuerdos de parte de la afición larense quedaron. La barra Huracán Rojinegro se reunió en distintas oportunidades para exigir una solución a entes gubernamentales, federación, y entes internacionales, además de inversores, pero todo este esfuerzo ha sido en vano, ya que nunca hubo un pronunciamiento oficial.

Hasta hoy es muy cuesta arriba que el Deportivo Lara regrese para la temporada de 2024, incluso en segunda división, y la capital musical del país estaría otro año sin fútbol venezolano.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias