Convierte en atracción turística cueva donde rescataron 12 niños

logo170
Anunciaron que grupos controlados de turistas podrían visitar la cueva Tham Luang durante dos horas y media

Anunciaron que grupos controlados de turistas podrían visitar la cueva Tham Luang durante dos horas y media

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Las autoridades de Tailandia abrieron a grupos de turistas la famosa cueva Tham Luang en el norte del país donde en 2018 fueron rescatados 12 niños y su entrenador de fútbol en una operación contra reloj que mantuvo al mundo en vilo durante más de dos semanas.

En su página de Facebook, el Departamento de Parques Naturales, Vida Salvaje y Conservación de Plantas anunció que grupos controlados de turistas podrán visitar la cueva situada en el parque nacional Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en la provincia de Chiang Rai.

Grupos de hasta 10 personas podrán explorar unos 800 metros a lo largo de las cámaras 1, 2 y 3 donde se desarrolló parte del rescate de los niños del equipo de fútbol Wild Boars («Jabalíes») y su entrenador, que se quedaron atrapados al subir el nivel del agua por la lluvia.

La visita dura unas dos horas y media y, mientras que el acceso a la cámara 1 es gratis, para internarse en las galerías 2 y 3 hay que pagar una entrada de 950 bat (unos 27 dólares o 24 euros) en el caso de los tailandeses y 1.500 bat (42 dólares o 39 euros) para los extranjeros.

Durante la excursión, que se podrá hacer en los meses de la época seca entre noviembre y mayo, los visitantes podrán conocer los detalles del rescate de los niños, que se adentraron en la cueva el 23 de junio de 2018 tras un entrenamiento de fútbol.

Los menores, entonces de entre 11 y 13 años, y su entrenador se quedaron atrapados en una gruta a unos 4 kilómetros de la entrada después de que la cueva quedara parcialmente inundada por las lluvias.

Un equipo de buceadores internacional encontró a los 13 desaparecidos el 2 de julio, pero tardaron hasta 8 días más en poder sacarlos en una peligrosa operación en la que tuvieron que sedar a los niños y en la que murió uno de los buzos.

Tras el rescate, la cueva se convirtió en un lugar de peregrinaje al que acuden miles de personas diariamente, aunque hasta ahora estaba parcialmente cerrada al público.

El pasado febrero, Duangpetch Promthep, uno de los supervivientes y capitán del equipo, fue hallado muerto en el Reino Unido, donde entrenaba en una academia de fútbol, en lo que más tarde fue declarado un suicidio por las autoridades.

Se han escrito varios libros sobre el dramático rescate en Tailandia, que fue llevado a las salas de cine a través de la película The Cave (La cueva) y la plataforma Netflix estrenó el pasado año una miniserie de seis episodios sobre el suceso.

Fuente: El Nacional.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Ver más:
Otras Noticias