Filtraciones y olvido socavan a la sede Sociedad Divina Pastora

logo170
 Se respira el olor a humedad y polvo de las edificaciones añejas que se consumen en el olvido

Se respira el olor a humedad y polvo de las edificaciones añejas que se consumen en el olvido.

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Se respira el olor a humedad y polvo de las edificaciones añejas que se consumen en el olvido. Es inmediata la molestia en la garganta, sin necesidad de ser alérgico. Es sólo el efecto a lo interno de las personas cuando ingresan a la sede Sociedad Divina Pastora en pleno centro de Barquisimeto y se evidencian los daños en la infraestructura, principalmente por filtraciones que amenazan con el desmoronamiento del techo y paredes. La impermeabilización debería ser urgente, por lo que directivos piden la colaboración para la rehabilitación de esta edificación.

El llamado es propicio durante la cuenta regresiva para la procesión 166 de la sagrada imagen, considerando que el abandono empieza a percibirse desde la fachada, junto al irrespeto ciudadano que la tiñe con algunos grafitis. Adentro el techo se ve carcomido, la iluminación natural le llega por inmensos ventanales que intentan protegerlos con mallas metálicas, con evidentes señales de abandono. Una galería de personalidades eclesiásticas, como la colección de obispos de Barquisimeto, cuyos cuadros deben ser retirados de las paredes para evitar que se mojen a causa de filtraciones por la lluvia.

Es un ambiente que se contradice con el arco de letras en mayúsculas, recién pintado de azul y preparado para la bienvenida a la Divina Pastora, tal como es tradición en su recibimiento durante la procesión y que realizan con fervor desde 1899. Una muestra de su regocijo por la llegada de la madre de Dios y su peregrinación en Barquisimeto. Siempre ansiosos por rendirle honores en su visita a la iglesia San José.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este miércoles 20 de diciembre.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias