Tres obras arquitectónicas cumplen 90 años en Barquisimeto

logo170
La capital larense recuerda que en un mismo día fue la inauguración de tres obras emblemticas para la ciudad

La capital larense recuerda que en un mismo día fue la inauguración de tres obras emblemáticas para la ciudad

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Un día de desfiles y gran algarabía fue el 19 de diciembre de 1933, cuando la ciudad con su mayoría de calles de tierra celebró la inauguración de tres obras emblemáticas que perpetúan el esplendor del arte urbano local. Una historia que tuvo como protagonista al general Eustoquio Gómez al inaugurar el Cuartel Jacinto Lara, el Parque Ayacucho y el Palacio de Gobierno. Una celebración enmarcada en ese toque de modernismo que predominaba en el estilo afrancesado de la arquitectura de Roland Coultrox y en el desarrollo que adquiría la población.

Son obras que identifican a la ciudad con un patrimonio edificado con ambiciones de superación. Una de las consideraciones de Carlos Guerra, cronista y miembro del Consejo Consultivo Ciudad de Barquisimeto (CCCB), al comentar con beneplácito este día que paralizó a la cotidianidad e instaló un ambiente de festín desde horas de la mañana. Eran las ansias porque se abandonaban esos caminos polvorientos y de animales en la calle para empezar con el ordenamiento, cuando Eustoquio Gómez, como presidente del estado Lara, recién había encargado la estatua ecuestre de El Libertador en Europa e inaugura la plaza Bolívar para rendirle honor al padre de la patria en el marco del centenario de su muerte.

Señala que esa mañana todas las miradas estuvieron centradas en el Cuartel Jacinto Lara, ubicado en la carrera 15 entre calles 26 y 27. Los vecinos deseaban ser testigos de ese instante tan memorable, quedando para la historia en fotografías que muestran a Gómez junto al doctor Enrique María Dubuc, obispo de Barquisimeto, quien bendijo las instalaciones, con la invitación extensiva a todo el pueblo.

Romel Escalona refiere que en horas de la tarde correspondió al Parque Ayacucho, cuyas cuatro hectáreas de extensión abarcan desde la carrera 14 hasta la 16 y entre las calles 41 a la 43. Estuvo muy concurrido con desfiles de estudiantes y de la milicia, así como la presencia de representantes eclesiásticos y de los poderes públicos, mientras la Orquesta Mavare interpretaba variedad de canciones. La mano de obra fue de privados de libertad, quienes trabajaban con sus grilletes a cuestas, con materiales encargados de otros países, así como la estatua y demás alegorías en tributo al gran mariscal Antonio José de Sucre.

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este lunes 18 de diciembre.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias