Diplomáticos, empresarios e industriales siguen apostando por Venezuela

logo170
Beatriz García cónsul de España Ramón Santos embajador de España y Robert Concepción director de Cavespa

Beatriz García, cónsul de España; Ramón Santos, embajador de España y Robert Concepción, director de Cavespa

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La serenidad del jazz y el bossa nova ejecutados por Humberto y Carlos de "Sonata Ensamble" brindaban una antesala de tranquilidad, así fue la bienvenida a las personalidades que participaron en el foro: Venezuela Experiencias Positivas, en la que se reconoció la valía de quienes aportan al desarrollo del país y tienen la sensibilidad para ejercer la responsabilidad social como política de crecimiento.

Fue una vitrina para conocer las experiencias que se materializan y trascienden del patrimonio familiar, siendo más sostenibles por sus liderazgos. Testimonios que el moderador, José Rafael Briceño calificó con una narrativa en común, partiendo de que "Venezuela no se arregló, se está arreglando" con el empeño de gente valiosa. Además, de que "Todos nos sentimos migrantes", estando en un país que no era así y que necesita de mayor empeño. Pero lo más importante es que se ha aprendido a "pensar en grande".

Una selecta audiencia estuvo atenta a las ponencias, en la que rectores de universidades estuvieron presentes en representación de la academia. Empresarios e industriales que decretan en afirmativo para seguir produciendo y sin perder la vinculación con el entorno. Fueron diversos gremios regionales y representantes de cámaras a nivel nacional, quienes también se complacieron en conocer los esfuerzos que buscan la calidad de vida del venezolano.

Fundaciones y demás organizaciones sin fines de lucro fueron otra referencia en positivo, tal como se mostró en los micros "Historias que inspiran". Dicha ventana permitió conocer la entrega de voluntariados con corazón abierto a la solidaridad.

Las ponencias se dieron en dos bloques y entrada la noche los invitados fueron los anfitriones de un brindis, mientras el fondo musical era de un ensamble que compartía sus melodías con el sonido sanador de la fuente central de la Hacienda estancia Las Mercedes, en Palavecino. Un escenario encantador con aire colonial y bajo las estrellas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias