Entre flores, rosarios y espacios dañados conmemoran a los muertos

logo170
Con escardillas y machetes los familiares se apostaron en los camposantos para quitar la maleza y escombros

Con escardillas y machetes los familiares se apostaron en los camposantos para quitar la maleza y escombros

Jhonny Pérez | LA PRENSA DE LARA.- En un ambiente de fervor y oración, familias barquisimetanas se congregaron en los tres cementerios principales de la ciudad para recordar a sus seres queridos que ya fallecieron, encendiendo una vela y adornando sus tumbas con flores en señal de cariño y respeto.

Con escardillas y machetes los familiares, desde tempranas horas, se apostaron en los camposantos ya que la maleza y escombros en los recintos son evidentes.

En el cementerio de Santa Rosa estaba congregado un pequeño número de familiares quienes con rosarios en las manos y una que otra lágrima pedían a Dios por las familiares ya difuntos, tal es el caso del señor Hernán Juárez, quien a los pies de la tumba de su esposa, rezaba por el alma de su señora.

"Es triste venir a este cementerio y cada vez está peor, hasta un bote de cloacas hay por las viviendas que está alrededor, nosotros medio limpiamos las tumbas pero el monte crece muy rápido, sino atendemos nuestros panteones los trabajos se pierden", afirmó Juárez.

En el cementerio nuevo de Barquisimeto, ubicado al oeste de la ciudad, la afluencia de personas fue mayor, quienes con flores en las manos, así como velas, honraban la memoria de sus seres queridos. 

La señora Teresa Morales, acudió en compañía de su nieta para visitar el panteón familiar, quien sostuvo que a pesar de tener las fosas a orilla de carretera, tiene que mantener limpio el espacio por sus propios medios para que la maleza no dañe el trabajo que tiene. Morales también informó que las tumbas de sus otros familiares que quedaron hacia la zona trasera del cementerio se han perdido pues para esa zona la inseguridad y los árboles obstaculizan el paso.

Misa

Se conoció de manera extraoficial que la alcaldía del municipio Iribarren ofició un eucaristía para los asistentes del cementerio en el que de forma gratuita podían anotar a sus difuntos para las intensiones, así como también dispusieron de toldos y sillas.

Durante el día la alcaldía también amenizó el ambiente con cantos religiosos que permitían a los deudos tener un encuentro más de oración y conexión con los familiares fallecidos.

El cementerio viejo si presentó evidente abandono tanto de la parte gubernamental así como también de familiares, muy poca fue la afluencia de personas a este recinto, uno que otro familiar estuvo en las tumbas.

Otras Noticias

Locales

Trabajadores exigen sustitución de bonos

| comentarios