Más de $10 al mes pueden gastar en Santo Domingo solo comprando agua

logo170
Ms de 10 al mes pueden gastar en Santo Domingo solo comprando agua

Más de $10 al mes pueden gastar en Santo Domingo solo comprando agua

Paola Mosquera / p | LA PRENSA DE LARA.- La actual crisis por falta del servicio de agua potable por tuberías ha ocasionado que muchos habitantes de las zonas más desfavorecidas tengan que resolver esta necesidad por otros medios. 

En la comunidad de Santo Domingo, los habitantes se están abasteciendo de agua gracias a camiones cisternas que laboran en la zona.

Las tarifas que tienen los llamados cisterneros son a partir de un dólar y medio por pimpina de 250 litros cada una, y los vecinos comentan que requieren de varias pimpinas para poder llenar sus tanques para el mes.

La habitante del sector Santo Domingo, Betty Torres, explica que gasta 12 dólares para poder llenar ambos tanques de su hogar que son de 1.000 litros cada uno, y estos tanques la abastecen de agua por un mes.

Torres agrega que "no estamos pasando tanto trabajo como antes", como en la época en la que la mayoría de las personas se veían en la necesidad de buscar agua del río; aunque sea un gasto más, poder adquirir el agua con estos camiones cisternas es un alivio.

Algunas de las causas que ponen a estas personas a buscar alternativas son daños en las tuberías, falta de mantenimiento, filtraciones, aguas negras desbordadas y principalmente la ausencia del servicio del agua. 

Buscan en ríos

Quienes no tienen los recursos económicos para poder comprar agua a los cisterneros buscan agua cerca de su residencia. 

Este es el caso de algunos habitantes de Santo Domingo que están solventando esta necesidad básica buscando agua del río Turbio, que es la corriente fluvial que tienen cerca. 

Otra residente de Santo Domingo, Rosa Sequera, menciona que estas personas se bañan en el río y utilizan sus aguas para poder lavar su ropa ahí mismo.

También trasladan esta agua a sus hogares para solventar la falta del servicio para el uso diario. 

Betty Torres explica también que durante el año pasado en los momentos más escasos de agua colocaban una manguera para sacar agua del río.

Dirigentes del movimiento Unidos por el Agua denuncian que muchas de las personas que se ven en la necesidad de buscar agua de estas corrientes fluviales están presentando problemas gastrointestinales y de salud.

Las consecuencias que esto puede tener en la salud son bastante graves, puesto que estas son aguas no aptas para el consumo humano por la contaminación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias