Escuelas, hospitales y aseo urbano afectados por huelga de trabajadores públicos en Portugal

logo170
Sectores como el sanitario judicial educativo o el de transporte han organizado diferentes acciones para pedir mejoras salariales y laborales

Sectores como el sanitario, judicial, educativo o el de transporte han organizado diferentes acciones para pedir mejoras salariales y laborales.

EFE | LA PRENSA DE LARA.- Escuelas, hospitales, tribunales, ayuntamientos y la recogida de basura en Portugal son algunos de los sectores afectados este viernes por la huelga convocada por los principales sindicatos de trabajadores de la Administración Pública, que piden aumentos salariales.

"Creo que es difícil encontrar hoy un servicio público que funcione normalmente, por lo tanto, el balance no podía ser más positivo a esta hora", afirmó en declaraciones a periodistas el coordinador del Frente Común -que engloba a varios sindicatos de la Administración Pública-, Sebastião Santana.

Santana, que no adelantó datos pero sí habló de una "adhesión muy fuerte", explicó que esta protesta, "una de las mayores huelgas de los trabajadores de la Administración Pública, central, regional y local" de los últimos años, ha provocado "fuertes perturbaciones", con "centenares de locales" afectados.

Defendió que "no ocurre porque sí", sino porque los trabajadores piden una mayor inversión por parte del Ejecutivo del socialista António Costa, que gobierna con mayoría absoluta y que se encuentra "en vísperas de discutir en el Parlamento en la generalidad el Presupuesto de Estado".

"El Gobierno está en buen momento para corregir su postura y garantizar que quienes prestan servicios públicos tengan condiciones de trabajo y que los portugueses tengan derecho a servicios públicos de calidad, que es lo que se está cuestionando en muchos casos", agregó.

Santana, que calificó la gestión del Ejecutivo de "intransigente", lamentó que no haya un diálogo "de forma efectiva" y aseguró que "la lucha no va a parar aquí".

Frente Común exige un aumento "no inferior al 15%, de mínimo 150 euros, para todos", ante el avance de la inflación en el país, además de alcanzar "un salario mínimo de 920 euros en enero" que aumente a los 1.000 euros en 2024, entre otros reclamos.

Actualmente, el Gobierno socialista está negociando con los sindicatos para que el salario mínimo en el sector público suba hasta los 821 euros a comienzos de 2024.

Esta protesta se produce en el marco de otras grandes movilizaciones de trabajadores de los servicios públicos en Portugal, ya que sectores como el sanitario, judicial, educativo o el de transportes han organizado diferentes acciones para pedir mejoras salariales y laborales.

Información: EFE, Lisboa, 27 oct.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias