Intercambio comercial entre Colombia y Venezuela es del 6%

logo170
Mercado venezolano se ha inundado de alimentos colombianos

Mercado venezolano se ha inundado de alimentos colombianos

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Aunque el 26 de septiembre se cumplió un año desde que circularon por el puente Internacional Simón Bolívar, en el estado Táchira vehículos de carga pesada que significaron el restablecimiento de las relaciones comerciales y políticas entre Venezuela y Colombia luego de siete años paralizadas, el país sigue estando muy lejos de alcanzar las cifras doradas que dejó el intercambio binacional en 2008, que eran 7.200 millones de dólares anual. Según la Cámara de Integración Económica Venezolana Colombiana (Cavecol), de enero a julio de este año las operaciones comerciales entre ambas naciones dejaron saldo de $444,7 millones, es decir, apenas el 6% de lo que eran hace 15 años.

Cavecol precisa que en comparación con 2022, el incremento comercial entre Venezuela y Colombia es 14%. Sólo $85,7 millones han sido exportaciones venezolanas, lo que refleja que la balanza es desigual porque el país neogranadino se ha quedado con la mayor parte, unos $359 millones de dólares. Dilio Hernández, economista tachirense, sostiene que este intercambio ha beneficiado alrededor de 736 empresas colombianas, mientras que las empresas criollas que están en capacidad de exportar no superan las 50, según sus estimaciones.

"El problema es que la economía venezolana está muy alicaída y no tenemos una oferta exportadora sólida que nos permita ingresar en el mercado colombiano con fuerza. Comenzando porque Venezuela perdió el 80% del tamaño del Producto Interno Bruto (PIB) desde 2013 hasta 2021, además las industrias nacionales no tienen acceso a créditos bancarios ni beneficios arancelarios como los hay en Colombia para incentivar la producción, porque tenemos un bolívar devaluado frente al precio del dólar y eso incentiva la importación de productos terminados y porque el desempleo es mayor", refirió.

Razón por la cual, Hernández duda que al cierre de diciembre ese intercambio comercial binacional llegue a los 800 o 1000 millones de dólares, como estiman autoridades colombianas y empresarios venezolanos.

"Yo siempre he planteado que el problema de la apertura fronteriza no debe tener como estrategia inundar el mercado venezolano de alimentos colombianos con las importaciones, como ha pasado. Lo ideal debería ser que Venezuela y Colombia busquen mercados alternativos. Es decir, aprovechar esa fortaleza de las industrias colombianas que tienen acuerdos con la Comunidad Andina (CAN), con mercados europeos, que Venezuela ha abandonado por las sanciones internacionales. Lo ideal que deberían plantearse es hacer una alianza no para venderle los cuatro de cinco productos que produce Venezuela, sino para que se nos abran espacios alternativos comerciales", sugirió.

Isabel Castillo, presidente de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, indicó que este año las empresas en el estado fronterizo andino han aumentado 30% sus ventas, y hay expectativas positivas de que sigan mejorando. "Los resultados han sido lentos tras las reanudaciones comerciales entre ambos países, muchos comercios de este lado están trabajando con inventarios viejos porque no tienen acceso a créditos bancarios. También el 30% de las industrias textiles y de marroquinería (fábricas de cuero), se han activado este año, pero ahora enfrentan grandes problemas para aumentar su producción, como la falta de mano de obra calificada por la migración masiva, registran cortes eléctricos de tres a cuatro horas laborales, y la falta de agua por tubería, sólo llega cada 20 días, cosas que se deben resolver", exclamó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias