Agosto cierra con nueve muertes violentas en Lara

logo170

Según los registros que a diario lleva LA PRENSA, los homicidios ocurrieron en los municipios Iribarren, Palavecino y Crespo

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Agosto se vio empañado por crímenes con saña. En el mes se registraron nueve muertes violentas en el estado Lara, si bien es cierto que los homicidios en la entidad han disminuido en comparación a otros años cuando ocurrían 60 muertos en un mes, la saña opaca esta disminución.

El asesinato de Juan Carlos López, de 42 años, es uno de los casos que resaltó durante el mes, pues el hombre recibió al menos 10 disparos. El lunes 28 de agosto, cuando Juan Carlos estaba visitando a su madre en el barrio Jacinto Lara, al oeste de Barquisimeto, un carro se paró justo frente a la casa y un hombre gritó su nombre, él salió y al poco tiempo se escucharon las detonaciones.

Habitantes de la zona indicaron que una persona desde el carro comenzó a disparar. Juan Carlos quedó tendido en la calle, muriendo al instante.

Según los registros que a diario lleva LA PRENSA, los homicidios ocurrieron en los municipios Iribarren, Palavecino y Crespo. Siete de los nueve homicidios fueron perpetrados con arma de fuego mientras que los otros dos fueron con objeto contundente y arma blanca.

Una vez más la saña se hizo presente, cuando unos criminales asesinaron a Eduardo Veliz, de 30 años de edad, en el barrio 12 de Octubre. Al hombre le destrozaron la cara y el cráneo con dos piedras que quedaron manchadas de sangre en el sitio.

A Eduardo lo sacaron a las fuerzas de su casa y se lo llevaron hasta el barrio 12 de Octubre, lugar donde fue asesinado, aparentemente, por un ajuste de cuentas por un problema con unos celulares.

Agosto también registro un doble homicidio y aunque las víctimas no recibieron múltiples heridas por arma de fuego si hubo la crueldad, en este hecho se conoció que los homicidas interceptaron a Raicol Briceño y un adolescente de 15 años en una quebrada del Barrio Bolívar.

Sobre el crimen se conoció que uno de los homicidas agarró a Raicol y le habría puesto el arma en la boca, disparándole, mientras que al menor le dispararon en la cabeza.

Una fuente policial indicó que el homicidio se estaría manejando como un ajuste de cuentas, sin embargo continúan con las averiguaciones.

Con una escopeta

Rafael Simón Esquiel, de 62 años, recibió una descarga de escopeta la madrugada del 23 de agosto en el sector La Orquídea de Pavia.

Esa madrugada, la comunidad no contaba con electricidad y algunos vecinos observaron como al menos tres hombres estaban en el cerro con armas largas, presumen que ellos fueron los que asesinaron a Rafael, luego que intentaron ingresar a su vivienda.

Sobre los homicidas de los nueve casos perpetrados en el estado solo se conoció la captura de uno de ellos, mientras que los demás se encuentran prófugo.

Una fuente policial destacó que los móviles que manejan es ajuste de cuentas, enfrentamiento y riña.

Otras Noticias