Migrantes que retornan al país son propensos a padecer cuadros de ansiedad y depresión

logo170

Leidi Reyes | LA PRENSA DE LARA.- Deciden irse del país porque sueñan con una juventud llena de oportunidades y regresan con desilusión y profunda tristeza por haber vivido una de las peores experiencias de sus vidas. Colombia, Perú, Chile, Panamá y las Antillas son algunos lugares de los que han llegado jóvenes solicitando ayuda para mejorar su bienestar físico y emocional. 

Gerardo Pastrán, director del Proyecto Juvenil Misionero (Projumi), indica que en su organización han contabilizado 45 casos, durante este año, y detalla que la mayoría son jóvenes de 18 a 26 años, oriundos de distintos lugares del país, entre ellos Caracas, Zulia, Valencia y Lara. 

"Nos llama la atención que la mayoría ha estado en prostitución, droga y alcoholismo. Cuando vienen piden a gritos una desintoxicación, por eso hemos creado un área de emergencia para estos pacientes", revela. 

Precisa que la persona viene voluntariamente e inicia el proceso con las orientaciones, es remitido a especialistas en psicología y psiquiatría. Luego de hacer los exámenes de hematología, electrocardiograma y la radiografía de tórax se realiza la desintoxicación. 

"Si todo está bien se hace el tratamiento, de lo contrario lo remitimos a otras instituciones. Hemos tenido pacientes que presentan algún tipo de enfermedad como el virus del papiloma humano y trastornos mentales como depresión", lamenta. 

Puede ampliar esta información en nuestra edición impresa de este miércoles 30 de agosto.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias