logo170
Tratamiento de la sarcopenia

Crédito: Cortesía

Tratamiento de la sarcopenia 

LA PRENSA DE LARA.- Una vez clarificado el concepto de Sarcopenia de una manera sencilla y entendible ya podemos establecer la terapia correspondiente pero antes hagamos una pequeña recopilación de la sarcopenia, representada por una disminución de la masa muscular (musculo estriado) , el tono y la fuerza física a consecuencia de un proceso degenerativo que está en relación con la edad, los factores genéticos y en particular los asociado a otras enfermedades tales como la diabetes, desnutrición, avitaminosis, cáncer, sedentarismos y no menos importante el estilo de vida de cada uno de nosotros, entre otras.  

Referente al tratamiento, no existe ninguno, en específico, pero si hay medidas preventivas, determinantes para evitar su aparición o enlentecer el progreso de esta y el consenso en general sobre el particular, es establecer las medidas preventivas como el ejercicio físico y una dieta balanceada, pero en mi opinión en particular, también incide en el estilo de vida de cada uno de nosotros.

Seguidamente hagamos una breve reseña de dos componentes esenciales para el tejido muscular estriado (músculos); generalmente se habla de las proteínas para que haya masa muscular, cierto es, esta da la estructura muscular y poca referencia hacen sobre los carbohidratos, el cual proporciona la energía al musculo. Normalmente los carbohidratos se almacenan en los miocitos (célula muscular) en forma de glucógeno, al accionar el musculo se transforma en glucosa, responsable de la energía muscular para la respectiva actividad a realizar, dicho glucógeno tiene que ser recuperado a través de la ingesta de carbohidratos y de no ser posible, la siguiente fuente de energía será a través de la gluconeogénesis, el cual es un proceso metabólico para sintetizar glucosa a partir de las grasas y proteínas del mismo musculo y así obtener energía, ante esto se disminuye la masa muscular, iniciándose la sarcopenia

De no ingerir los carbohidratos en la proporción y calidad adecuada, el musculo perderá masa o volumen y fuerza, de manera tal que entramos en un proceso sarcopenico ¡ahora bien! ¿cuál carbohidrato ingerir? Existen dos tipos de carbohidratos: simples que son los de absorción rápida y los complejos, de absorción lenta. El más adecuado es el complejo, de absorción lentamente y proporcionan energía por un tiempo más prolongado, en tanto los simples, de absorción rápida son responsables de elevados picos de glucosa en sangre, forzando al páncreas a liberar abruptamente insulina para disminuir la glucosa en sangre la cual predispone a una diabetes tipo 2. Por lo tanto, debemos ingerir hidratos de carbonos complejos (cereales integrales, legumbres tales como el garbanzo, lentejas, semillas, frutos naturales secos, entre otros) para reponer los utilizados, son ellos fuentes de energía, para el accionar de los músculos de lo contrario se iniciará la sarcopenia. 

En cuanto a las proteínas, están las vegetales y animales, ambas son buenas y responsables de la estructura del musculo, preferiblemente las proteínas de origen animal( carne de res, cerdo, aves, salmón, huevos entre otros) siendo las preferidas ya que tiene todo el perfil de aminoácidos esenciales (21 en total), en particular la leucina y la isoleucina para la conformación de la masa muscular, en tanto las proteínas vegetales no conforman el perfil completo y hay que complementar con otros alimentos proteicos, por ejemplo combinar legumbres con arroz

Por lo tanto, mantener una dieta adecuada en calidad y cantidad, balanceada con los requerimientos energéticos de acuerdo a la actividad diaria, el estado de salud y acorde a la edad de las personas, mantendremos distante la sarcopenia

Seguidamente está el ejercicio, no confundir el ejercicio programado con la actividad física diaria y el más recomendable es el ejercicio físico de resistencia programado, por ejemplo, el uso de mancuernas, pesas y demás, los cuales deben ser programadas por un especialista en la materia

¡Ahora bien! ¿cómo se incrementa la masa muscular con la actividad física? Para lograr la hipertrofia muscular y combatir o prevenir la sarcopenia, debe tenerse en cuenta tres elementos fundamentales: ejercicio físico programado, asistido por un entrenador profesional, la nutrición adecuada, establecida por un nutricionista y el reposo. Al practicar ejercicios físicos de resistencia (uso de pesas, mancuernas, bandas elásticas, entre otras) ocurre un proceso inflamatorio en las fibras musculares, en estas se incrementa el glucógeno y el volumen sanguíneo, presentando el practicante una sensación dolorosa en los músculos ejercitados, en el momento no hay una hipertrofia, ocurrirá durante el reposo la reparación de las fibras musculares, en conjunto con las proteínas , logran en el transcurso del tiempo un aumento del volumen o hipertrofia del musculo ejercitado.

Por último, incluyo el estilo de vida de cada uno de nosotros, debe ser lo más adecuado posible para no generar exceso de radicales libres que de una u otra forma influyen negativamente en nuestra salud. En la próxima entrega expondremos sobre lo que es un estilo de vida y los diferentes tipos de estilos. 

En cuanto a la administración de uno y otro medicamento o complemento alimenticio, está la creatina, la cual es un conjunto de aminoácidos presente en los alimentos ingeridos, sintetizados en el riñón e hígado y almacenado en los músculos, cuya función principal es proporcionar energía para la contracción e incrementar el volumen muscular, aumentando su potencia. No obstante, la administración extra o necesaria ante una deficiencia está contraindicado en aquellos pacientes que presente alguna enfermedad que en un momento determinado pueda comprometer el riñón y el consumo de creatina puede acelerar tal proceso. Últimamente se está indicando en ancianos con esta patología muscular, pero previa a una valoración médica exhaustiva y acompañada con ejercicios programados de resistencia acorde a su edad y estado físico 

En conclusión, para evitar la sarcopenia prevalece la prevención a través del ejercicio físico programado, la alimentación adecuada y un sano estilo de vida, manteniendo un régimen saludable

Escrito por: Hely Brandt 

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos, cuyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

El síndrome del abandono

| comentarios

Opinion

Temas parlamentarios: Las caretas em el 2024

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas: Venezuela 16-02-2024 

| comentarios